Entrevista

En crisis empresas de repuestos

8 junio, 2018 | 12:00 am

La industria de autopartes está en crisis y muchas empresas han cerrado.
Lo dijo Omar Bautista presidente del gremio en entrevista con Carlos Croes.

¿Cómo está la industria de fábrica de partes de vehículos?
Actualmente existe en Venezuela un parque industrial de fabricación de autopartes muy importante aún, o sea, son más de 80 fábricas que están en 12 estados del país. La mala noticia es que están trabajando solamente a un 12% de su capacidad instalada en promedio. Esto es resultado de las circunstancias que atraviesa el país, este año hemos tenido una reducción del 40% en nuestra actividad productiva, pero si lo comparamos con hace 10 años, la producción ha disminuido en un 81% y esto por varias razones. En primer lugar, nosotros somos clientes principales de las ensambladoras de vehículos las cuales este año han ensamblado 326 vehículos nada más, y eso, si lo comparamos con hace 10 años, significa menos de un día de producción.

¿Cuál es la situación, cómo sobreviven?
En eso, estamos sobreviviendo. Las empresas están luchando por sobrevivir, por mantenerse, por mantener los puestos de empleo, por mantener una mínima producción.

¿Cuántos empleos generan ustedes?
Nosotros hace 10 años generamos 80 mil trabajadores, entre directos e indirectos. A principios de año, podemos decir que estamos en 30 mil trabajadores, o sea, una reducción del 60%.

¿Dónde, según ustedes, está la solución del problema?
Nosotros hemos hecho 10 propuestas concretas. La primera es abatir la inflación, es imposible poder recuperar el poder de compras del venezolano si no hay un abatimiento de la inflación. Fíjese usted, este año, o sea abril, anualizado tenemos casi 13.000% de incremento.

¿En todos los sectores?
No, a nivel nacional, 13% de incremento en el Índice de Precios al Consumidor (IPC). Si lo vemos por la variación que ha tenido el dólar Dicom, esto ha sido 9.000%. Y si eso lo comparamos con lo que ha sido el incremento, el ingreso integral de los trabajadores, ha sido 1.200%. En segundo lugar, nosotros hemos pedido eliminar el control cambiario, el país no tiene divisas, el gobierno no tiene divisas, pues deje entonces al sector privado libre, a la libre oferta y demanda de las divisas, que las empresas puedan poder tener las divisas que necesitan para poder programar sus compras internacionales y programarlas a producción. En tercer lugar, nosotros hemos dicho también, que es necesario ir a un financiamiento internacional con los organismos multilaterales. En cuarto lugar, hemos pedido que se regresen al sector privado las empresas básicas del estado, el acero, el aluminio, que se asocien con las principales industrias a nivel internacional, para que nos provean capital, nos provean tecnologías, nos provean gerencia adecuada. Y después, nosotros hemos incluido una serie de medidas muy específicas para el sector.

Omar Bautista, presidente de Favenpa dice que se está yendo la mano de obra, el talento está saliendo. ¿En qué proporción en los últimos tiempos?
Bueno, una proporción bastante importante porque todos los trabajadores en esta industria se forman con unos sistemas de aseguramiento de calidad que trabaja normalmente este sector industrial, para poder tener certificaciones de calidad internacional. Este talento es formado en la industria y demora, demora un tiempo importante para su formación y este talento es el que más se está yendo de nuestras empresas hacia otros países, donde es muy bien recibido, o sea, es muy bien valorado. Tenemos muchas personas nuestras, trabajadores que están en Argentina, que están en México, en las industrias automotrices de allá y de verdad, que dando muy buenos resultados.

Aquí dicen que la regulación de tubos afecta a la industria, al sector.
Totalmente. Es imposible poder trabajar con precio de venta inferior a lo que son los costos de producción. O sea, esto genera pérdidas, nosotros tenemos un ejemplo reciente que es de nuestra empresa asociada de Acumuladores Duncan, que tiene seis semanas con precios por debajo del costo de fabricación, la empresa está produciendo normalmente, pero está vendiendo a unos precios de venta inferiores al costo de fabricación.

¿Y pueden sostenerse cuánto tiempo con eso?
La verdad que la empresa es la única que sabe de eso. Para nosotros es muy preocupante porque no quisiéramos que tomaran eso sin saberlo.

Cadivi debe 148 millones de dólares a la industria.
Realmente son 406 millones de dólares lo que se le adeuda a este sector industrial con los proveedores internacionales. Tenemos solicitudes.

¿Esa es la deuda que ustedes tienen, pero en Cadivi, cuánto les deben?
En Cadivi tenemos solicitudes de divisas por liquidar, por un monto equivalente a 406 millones de dólares y eso tiene más de 4 años allí pendiente.

¿Y cómo mantienen ustedes el intercambio internacional con los proveedores?
Bueno, fíjese, ese es otro mercado que nosotros atendíamos, que es el de exportación. Este sector industrial llegó a exportar 260 millones de dólares al año, en el 2000 y 2004. De ahí hacia acá, ha venido disminuyendo. El año pasado apenas pudimos exportar 4 millones de dólares. Sin embargo, fueron 14 empresas las que exportaron del universo nuestro muy importante y, bueno, ¿cómo mantenemos, cómo hacemos nosotros para comprar insumos? Bueno, compramos en bolívares a los precios que haya en el mercado nacional.

¿Con quién hablan ustedes en el gobierno, en el sector oficial para promover una solución a esta crisis?
Nosotros hemos conversado con representantes de la vicepresidencia del sector de Economía, hemos conversado también con el viceministerio de Industrias, También con el Banco Central de Venezuela, o sea, y estamos abiertos.

¿Qué otra cosa usted tiene que podamos decir aquí?
Bueno, yo creo que este es —como dije al principio—un sector industrial muy importante, aún tenemos más de 80 empresas que están interesadas en fabricar sus productos, pero necesitamos el estímulo que requiere todo sector industrial en cualquier parte del mundo. Y con esas medidas que se están tomando de vender productos por debajo de los costos, es totalmente contrario a un estímulo y eso lo que hace es agravar más la situación del sector. Entonces, por eso nosotros solicitamos que esa medida se levante de parte del sector oficial.

¿El control de precios?
El control de precios, para que las empresas puedan trabajar y este es un sector industrial que está gravemente afectado y está luchando por sobrevivir.

¿Tú me decías que muchas empresas están paradas porque no sostienen el gasto?
Sí, hay empresas paradas. Nosotros estamos paralizados porque le vendíamos a las ensambladoras de vehículos y ya no hay.

¿Pero por los costos de producción, no les afecta también el control?
Sí, claro. La hiperinflación ha aumentado los precios, los costos, cuando hay una medida para contener el precio de venta que esté por debajo de la producción, es imposible trabajar así.