Economía

Empresas internacionales esperan por retribución de deudas

14 agosto, 2018 | 2:34 pm

El deficit que conserva el sector empresarial, industrial e importaciones con los proveedores internacionales supera los 12 millones de dólares, mientras que los adeudos o transferencias paralizadas con las líneas aéreas se acercan a los $3 mil 500 millones.

Estas cifras fueron reveladas por el presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, quien indico que desde hace prácticamente tres años, el Gobierno dejó de autorizar los pagos de divisas para los proveedores internacionales.

“Recordemos que en el mecanismo del control de cambio que estipuló el gobierno, éste daba permiso para las importaciones, pero con esa autorización, los proveedores confiaban en el país y mandaban productos”, destacó.

Mantuvo que esta mercancía, después de nacionalizado el producto, la convertían, entregaban la documentación al banco privado o público correspondiente y el BCV autorizaba las divisas para pagar a los proveedores.

“Desde hace tres años, eso dejó de suceder y los proveedores internacionales dejaron de cobrar con base a la confianza que ellos habían dado, tanto al gobierno, como a las empresas privadas y públicas del país”, expresó el vocero empresarial.

Señaló que múltiples líneas aéreas se han ido del país y por eso actualmente hay una falta de conectividad en el país.

El análisis, según Larrazábal no contiene lo que son los royalties por tecnología de todo tipo de manejo que se requiere pagar sobre empresas trasnacionales o sus casas matrices, ni la repatriación de intereses que puedan tener para crear confianza.

Añadió el presidente del ente empresarial que desde el año 2006, el Gobierno no aprueba que las empresas transnacionales que hacen vida en Venezuela les pagasen sus dividendos a sus casas matrices. Lo que implica que cualquier empresa que quiera invertir en un país espera un retorno de su inversión, y si no se permite que eso llegue, la inversión no existe.

Declaró que esos montos hay que sincerarlos para buscar una salida, porque si se llega a una transición económica y el gobierno busca una especie de apertura por el tema cambiario es necesario cumplir adeudos con los proveedores extranjeros.

Sobre estrategias a seguir con el gobierno para solventar esa deuda, aseguró: “no vemos ningún tipo de intención en la actualidad de lograr una política económica integral, el gobierno no tiene ningún diálogo con el sector privado”.