Opinión

El manifiesto de Monagas: ya basta

5 octubre, 2018 | 12:00 am

Días atrás la ejecutiva del Frente Amplio Venezuela Libre en Monagas aprobó por unanimidad redactar un manifiesto en el cual demandamos la mayor unidad en procura de una pronta salida a la gravísima crisis política, económica y social que padece Venezuela.

Elaborado el manifiesto fue presentado a la consideración de la instancia deliberante del Frente en la entidad, que se reunía instalándose por primera vez. Mención aparte la nutrida participación en la jornada; allí estábamos todos —incluidos de corazón los ausentes por razones obligantes— los empeñados en un mañana distinto para esta tierra de gracia.

María Carvajal, joven dirigente, leyó el manifiesto y en medio de un entusiasmo que contagiaba fue ratificado por todos.

El manifiesto está dirigido a los venezolanos de bien, a trabajadores, campesinos, empresarios y comerciantes, a nuestros bravos estudiantes, a educadores, profesionales y técnicos, a pensionados y jubilados que tanto han dado por el país, a los ministros de la Iglesia, a los líderes del Frente Amplio Venezuela Libre, sociedad civil, sindicatos, asociaciones y gremios, partidos políticos y organizaciones no gubernamentales, a los valientes diputados a la Asamblea Nacional, a miembros de consejos comunales y juntas vecinales, a los que se han marchado y a los que nos negamos a dejar la tierra donde nacimos.

En él señalamos que “ya basta de desunión, mezquindades, viejas rencillas que nos separan, de carecer de propuestas y capacidad para dirimir diferencias, anteponer intereses grupales y/o personales a los de Venezuela que somos todos, estar lejos de las grandes mayorías hoy escépticas y desilusionadas en buena medida por la desarticulación que marca a los que se erigen como conductores fundamentales”.

Preguntamos: “¿Hasta cuándo seremos cola del mundo, con la mayor hiperinflación del planeta y en la historia reciente, con la peor calidad de vida, con la caída más brutal de la economía medida en términos de PIB, con nuestras ciudades capitales entre las más inseguras de la tierra, con el peor clima para la inversión, la menor productividad, la peor conectividad? ¿A cuántos millones llegará la diáspora que desgarra y duele a las familias sin excepción, quienes más caerán a manos de un régimen opresor que no respeta la vida, permanecerán o serán presos por solo disentir? ¿Hasta qué nivel estamos dispuestos a degradarnos como pueblo, a que se nos humille en las colas de los bancos o en la de los mercados por migajas, en la espera de una pocas monedas del tesoro nacional que otros asaltan, en las emergencias de los hospitales mientras a nuestro alrededor fallecen de mengua, en las perreras a pleno sol o bajo el agua?”.

En el manifiesto hacemos un llamado a pronto reaccionar y a transitar el camino que nos conduzca hacia la Venezuela que merecemos, rescatando la Democracia.

A la fecha, centenares han firmado en respaldo y el próximo lunes 8 de octubre se entregará en Caracas con la confianza que los conductores nacionales sabrán estar a la altura del histórico compromiso que tenemos por delante. Con ellos insistiremos, hasta el cansancio, que solo en unidad, primero entre nosotros y luego con la gran mayoría de los venezolanos que sufre la tragedia presente será posible una nueva nación.