Entretenimiento

El asesinato de las niñas de Alcàsser llega a la pantalla de Netflix

23 febrero, 2018 | 8:09 am

La serie, creada por Bambú Producciones y producida por Ramón Campos, será un relato documental de cuatro capítulos que analiza e investiga uno de los crímenes más mediáticos de la historia de España, el crimen de Miriam García, Antonia Gómez y Desirée Hernández, las tres adolescentes del municipio valenciano de Alcàsser que fueron brutalmente asesinadas en noviembre de 1992. La historia del crimen que sigue sin resolverse 25 años después será la protagonista de la primera serie documental española de la plataforma online, que estrenará en 2019.
“Estamos orgullosos de embarcarnos en nuestra primera serie documental original española y traer esta historia tan importante a las audiencias, tanto de España como de todo el mundo”, ha señalado Erik Barmack, vicepresidente de series internacionales originales de Netflix.
Asimismo Ramón Campos, productor ejecutivo, en un comunicado afirmó que espera que este sea el “el documental definitivo sobre uno de los casos que ha estremecido a la sociedad española durante años”.
En el relato estarán todos los protagonistas “para desentrañar por fin lo sucedido aquel oscuro noviembre de 1992, en Alcàsser”. Campos y su equipo llevan trabajando un tiempo en el estudio de este caso. Su productora también es la responsable de la serie documental sobre el caso Asunta, que emitió Antena 3 en la primavera de 2017. Para Bambú no será su primera colaboración con Netflix, plataforma para la que ya producen “Las chicas de cable”, que prepara su tercera temporada.
Las tres adolescentes, Miriam, Antonia y Desirée fueron secuestradas durante la tarde-noche del 13 de noviembre de 1992, cuando hacían autostop para ir a una discoteca, a dos kilómetros y medio de Alcàsser. Durante 75 días los investigadores buscaron a las jóvenes y, finalmente, hallaron los cuerpos de las chicas el 27 de enero de 1993, enterradas en una fosa en el pueblo de Alcàsser (10 mil habitantes).
Las adolescentes habían sido torturadas, violadas y asesinadas. El único condenado por el triple crimen fue Miguel Ricart Tárrega, alias “El Rubio”, que fue excarcelado en 2013. Una de las principales incógnitas del suceso, el paradero del autor material de los tres asesinatos, Antonio Anglés, sigue sin despejarse.