Cambio Climático

Economía, petróleo y sociedad entre periodistas

20 octubre, 2017 | 12:00 am

Un curso convocado por Cedice analizó durante una semana, el rol que ha tenido el petróleo y su relación con la libertad económica y el desarrollo de Venezuela

 

 

Alba Marina Gutiérrez

Cofundadora de PeriodismoCC

@Albamarinavzla

 

 

Tras 100 años de ser la principal fuente de ingresos para el país, ¿usted se ha preguntado qué sabe sobre la industria petrolera venezolana y su rol en el desarrollo de su familia, de su municipio o estado?

 

¿Sabe cuál es realmente la base de la polarización en Venezuela? ¿Es posible trascender o superar el Estado patrimonialista? ¿Qué es ética rentista y cómo superarla? ¿Reformar o transformar la educación en el país?

 

Estas fueron algunas de las interrogantes analizadas durante una semana consecutiva (9-13 octubre), en el curso de formación para comunicadores convocado por el Centro para la Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad), titulado: “Economía, petróleo y sociedad”.

 

La actividad tuvo como objetivo “analizar el rol de los hidrocarburos en la generación de una sociedad libre en Venezuela”.

 

Asistieron periodistas de medios públicos y privados. “Respondieron masivamente a la convocatoria”. Así dijeron sus organizadores, quienes gratamente sorprendidos, comentaron que unas 80 personas solicitaron cupo; sin embargo la capacidad era para 20.

 

Los temas

Fueron tratados por especialistas en petróleo, Ingeniería Petrolera y Sociología. El enfoque movilizó la reflexión de los participantes “respecto al rol que ha tenido el petróleo para el logro de la libertad económica y el desarrollo del país, así como los desafíos derivados de ser un país que ha dependido de la renta petrolera durante toda su historia contemporánea”.

 

La agenda temática transitó por: el Estado patrimonialista y una comparación entre los modelos de explotación de hidrocarburos de Noruega y Venezuela; propuestas para rescatar la industria petrolera nacional, Y derechos de propiedad e hidrocarburos en Venezuela.

 

Isabel Pereira, doctora en Sociología presentó un análisis sobre el patrimonialismo de Estado. Explicó que “el actual Estado acapara atribuciones que son del individuo”.

 

Propone que para trascender o superar el Estado patrimonialista “debemos entrar a una etapa donde redefinamos nuestro contrato social”.

 

Esto supone, entre otros aspectos, que: 1) Las instituciones deben superar el modelo que ha marcado la relación entre el Estado y la sociedad. 2) Proteger el derecho a la propiedad como elemento de libertad: la propiedad de tu vida, de los bienes, y la libertad”.

 

Además, hay que superar la ética rentista (porque es dominación y dependencia), producto de la relación histórica entre el Estado y la sociedad. “Esa ideología venezolana de que somos un país rico; esperamos que nos den lo que nos toca y no tengo culpa de nada”, expresó la especialista.

 

Pereira propone “plantearnos los esfuerzos que tenemos que hacer en cada sector y cómo lograrlo”.

 

Sugiere desarrollar capacidades como ser humano y transformar la educación nacional, hacerla diferente a la que ha permeado bajo este dominio del Estado patrimonialista, “donde las personas están formadas para recibir, solicitar, esperar y no para aportar, responder, crear e innovar”.

 

Víctor Poleo y José Toro Hardy hicieron un recorrido histórico por la industria petrolera en Venezuela y el mundo. Ambos preguntaron cuánto saben los venezolanos de su industria petrolera, principal fuente de divisas “a la que hay que meter la lupa”.

 

Poleo sugirió un ejercicio comparativo con Noruega. “Como representación de ciudadanía es clave la relación entre la industria petrolera y la sociedad. Lo define la Asamblea Nacional, porque representa a la población. Esto no lo tiene Venezuela”.

 

Interpeló: ¿qué haríamos con la industria petrolera? Respalda crear un “Consejo de la Nación para la Energía” y cambiar la propiedad de PDVSA por empresas energéticas, porque “el Estado no está diseñado para ser empresario”.

 

¿Y las energías alternas?

Este importante tema pasó inadvertido en la agenda del curso, a pesar de las señales globales que muestran la caída de la demanda de petróleo y el rápido avance de las energías limpias. Es decir, hay un camino ineludible hacia la reducción de emisiones de carbono (CO2).

 

Es importante recordar que la disminución de la demanda de petróleo afecta decisiones de planificación e inversiones de Venezuela, especialmente, las de largo plazo, “y hace que el futuro del país luzca difícil e incierto”. Así lo han reiterado especialistas como Arnold Volkenborn, del Grupo Orinoco.

 

En 2016, Volkenborn dijo que aunque se prevén unos picos, “es cada vez más probable una caída de la demanda mundial de petróleo”.

 

Frente a este escenario, “es importante que Venezuela sepa qué piensan Arabia Saudita y la OPEP, porque son determinantes en el nivel de producción y, por ende, de precios”.

 

Explicó que Arabia Saudita “está monetizando sus reservas” (para convertir en dinero lo que tiene en el subsuelo antes de que deje de tener valor), produciendo al máximo, invirtiendo en energías limpias y en innovación tecnológica de gran impacto.

 

“El mundo ha cambiado a uno de abundante petróleo y demanda finita”.

 

Los periodistas tienen que saber que Arabia Saudita tiene un rey nuevo y un príncipe heredero modernista, Mohammed bin Salman, de 32 años de edad, reformista económico, primer ministro y ministro de Defensa, “quien lleva años planificando una economía postpetrolera y un país radicalmente distinto”.

 

Su plan “Visión 2030” incluye cambios estructurales para diversificar a su país del petróleo, y vender parte de la gigante petrolera estatal, Saudi Aramco.

 

Las consecuencias de todo esto para Venezuela es que sus grandes reservas pueden quedarse en el subsuelo, “la Faja pierde interés por sus altos costos, tiempos largos de ejecución e incertidumbre de precios”.

 

Además, “cada vez hay mayor preocupación y presión popular sobre el cambio climático”.

 

Ejemplo: la Fundación Rockefeller, fundadora de Exxon, retiró de su cartera todas las inversiones en empresas petroleras. Se ratificó el Acuerdo de París “y las empresas petroleras europeas están de acuerdo en ponerle precio a las emisiones de CO2, a fin de forzar un cambio a energías limpias. Otras están cambiando su modelo de negocios, hacia gas en vez de petróleo”.

 

Algunas conclusiones:

La polarización en Venezuela no es política, tiene una base económica. “Miremos la estructura del mercado de trabajo venezolano, 52% son informales, se agrega el empleo generado por el Estado, que es improductivo”, señaló el experto.

 

Superar el Estado rentista comienza por la defensa de la propiedad.

 

“El comunicador social debe decodificar los mecanismos políticos que sembró este socialismo del siglo XXI, y explicar a la población por qué cambian los precios, por qué no hay luz, por qué PDVSA está quebrada”.

 

Sobre Cedice

Cedice Libertad es una organización sin fines de lucro, que tiene como misión divulgar, formar, generar conocimiento y promover los principios que sustentan la libertad individual, el respeto a los derechos de propiedad, el libre mercado y la cultura liberal, como bases para lograr una sociedad de ciudadanos libres y responsables. Sígalos en Twitter @Cedice y consulte la web cedice.org.ve.