País

De rentistas a remesas-dependientes

31 agosto, 2018 | 12:00 am

En 2017 ingresaron al país 2 mil millones de dólares por concepto de remesas. CAF estima que en 2018 el monto alcance 6 mil millones de dólares

La producción petrolera de Venezuela cayó en mayo hasta 1.392.000 barriles por día (1,39 mbpd), una disminución de 42.000 bpd respecto a abril, según revelaron datos publicados en el mes de junio por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El bombeo de crudo se sitúa en sus niveles más bajos en tres décadas; con la excepción de 2002 y 2003 cuando se produjo la huelga petrolera en Pdvsa, que ocasionó registros de extracción por debajo de los 100.000 barriles diarios.

Ante la disminución en la producción petrolera, y como consecuencia, la reducción de divisas que entran a las arcas del país, las remesas se posicionan como un factor generador de ingresos para Venezuela.

De acuerdo con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), calcula que en 2017 ingresaron al país más de $2 mil millones por concepto de remesas, las estimaciones proyectan que en el año 2018 el monto podría alcanzar $6.000 millones producto del éxodo de venezolanos.

La hiperinflación y reducción del poder adquisitivo en términos reales de los salarios, que apenas alcanzan para comprar dos o tres productos de la canasta básica, venezolanos en el exterior optan por enviarle a sus familiares remesas en dólares o euros para que estos, a través del tipo de cambio no oficial —ilegal en el país desde 2003— pudieran cambiarlas y así costear productos, servicios hasta llegar a fin de mes.

Sin embargo, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) derogó la Ley de Ilícitos Cambiarios publicada en la Gaceta Oficial N 42.452 “con el propósito de otorgar a los particulares, tanto a personas naturales como jurídicas, nacionales o extranjeras, las más amplias garantías para el desempeño de su mejor participación en el modelo de desarrollo socio-económico productivo del país”, se lee en el documento.

Olly Millán, ex ministra de Economía Popular, sostiene que la eliminación de la Ley de ilícitos busca que el gobierno disponga de las divisas de las remesas a través de las casas de cambio, pues estas operadoras se las venden al BCV a cambio de bolívares. “El Ejecutivo cuenta con esas divisas porque controla el BCV”, afirmó.

Destacó que el gobierno está urgido de divisas por la limitación del ingreso por exportaciones petroleras, ante la caída continua de la producción de crudo de Pdvsa.

“La derogatoria de la Ley de ilícitos cambiarios muestra que hay un proceso de liberación del tipo de cambio y el reconocimiento del gobierno de tomar una medida al respecto, lo quiera o no. Es una medida forzada por una situación económica insostenible”, apuntó Millán.

El vicepresidente para el área Económica, Tareck El Aissami, anunció en el mes de junio la activación de tres casas de cambio en el país para la realización de operaciones asociadas a remesas.

El Aissami informó que Zoom, Italcambio e Insular, que cuentan con 124 agencias a nivel nacional, están autorizadas para realizar operaciones que tengan que ver con remesas.

Por su parte, el diputado de la Asamblea Nacional y economista, Ángel Alvarado expresa que los venezolanos tienen que recordar que en Venezuela existen 24 tasas de cambio “y esta tasa remesa, o zoom que es una de las casas que está autorizada por aparentemente el Ejecutivo, todavía no hay un convenio cambiario sino es algo como informal, desconocemos si este es el nuevo tipo de cambio”.

La travesía para poder cobrar
Patricia Rada, comerciante residencia en el estado Táchira, explicó a Quinto Día que sus hijas, una establecida en Perú y la otra en Panamá, le envían dinero a través de casas de cambio, y que este se deposita en su cuenta en bolívares. “Desde Panamá me lo envían al Western Unión, mi hija da mi número de pasaporte o cédula venezolana y envían a mi teléfono un código que le doy a la compañía, demorándose 24 horas como máximo”.

“Después me dirijo a Cúcuta (Colombia), hago la cola de tres horas para pasar el puente internacional y dirigirme a la oficina más cercana de Western Unión. Allí hago otra cola como de 8 horas, pues son muchos los venezolanos cobrando su remesa. Con el pasaporte venezolano te entregan tu dinero, mi hija deposita en dólares y me dan el equivalente en pesos, luego los vendo para tener bolívares o aprovecho de hacer mercado en Cúcuta”, cuenta Rada.

También expresó que si no fuera por el dinero que le envían sus hijas no comería bien, ya que es docente y la quincena solo le alcanza para dos kilos de carne y un cartón de huevos.

Carlos Zambrano, contador declaró que el funcionamiento de las remesas varía dependiendo del país donde se encuentre “por ejemplo Chile, es un país netamente importador, esto representa casi el 89% de todo el consumo nacional, lo que implica que todos ellos viven de la importaciones. Esto afecta mucho al dólar cuando baja o cuando cambia, dependiendo de circunstancias externas les afecta a ellos, y al que desee enviar remesas”.

“¿Cómo funciona? se supone que nosotros deberíamos ser un país que tenga dólares, otros bolívares y otros pesos chilenos, el tema de la remesa funciona así: tú me das pesos aquí y yo esos pesos los convierto a bolívar”.

Zambrano afirma que para poder sacar los pesos que acumuló en Chile tiene que tener una cuenta en el exterior, sea en Estados Unidos o en Panamá, porque todo ese dinero tiene que convertirlo en dólares, “esos dólares se venden a un tercero en Venezuela que por lo general son empresas grandes que compran dólares al tipo de cambio no oficial a fin de surtir su empresa. Ellos son los únicos que te pueden comprar dos mil o tres mil dólares”.

Restringirán uso de cuentas bancarias venezolanas
Este martes, la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), informó que a partir de la fecha habrá una restricción en el uso de las cuentas bancarias venezolanas de los ciudadanos que residan en el extranjero o piensen salir del país.

La autoridad bancaria de Venezuela pidió a los bancos informar a sus clientes que, de tener previsto viajar al exterior, deberán notificarles “el lugar o lugares de destino y el período correspondiente” que durará el viaje y así evitar bloqueos en sus cuentas bancarias. “En el caso de ampliar dicho plazo y/o modificar el lugar igualmente debe notificarlo”, según una circular de Sudeban.