Salud

Crohn: una enfermedad intestinal inflamatoria

7 septiembre, 2018 | 12:00 am

La enfermedad de Crohn es una afección que se ha extendido muy recientemente y su incidencia no hace más que aumentar.

De acuerdo a informes se estima que en el año 2010 35.000 personas fallecieron a causa de esta enfermedad crónica, que en la actualidad afecta a 3,2 personas de cada 1000 en toda Europa y América del Norte, donde existen cerca de 33 millones de personas con esta patología.

Es el Dr. Burrill B. Crohn (1884-1983) destacado médico judío-americano quien ejerció la profesión hasta los 90 años. Este médico, quien durante el ejercicio de su profesión describió con precisión la enfermedad, la cual era llamada originalmente ‘ileítis regional’ que traducido al español quiere decir ”enteritis regional”, sin embargo con el transcurso de los años, pasó a llamarse ”enfermedad de Crohn”.

La afección consiste en una inflamación crónica del intestino, la cual afecta al tracto intestinal de gastrina en cualquier lugar de la boca, el esófago, el estómago, los intestinos grandes/pequeños de la región anal.
Especialistas señalan que la localización más frecuente de esta enfermedad es la parte final del intestino delgado (íleon) o la primera porción del colon o intestino grueso (ciego).

También precisan que la inflamación de una lesión reciente, tiene lugar cuando el sistema inmune intenta erradicar las bacterias y los virus de una herida.

Cuando esta tarea se ha completado, el sistema inmunológico se apaga. Lo complejo vendrá a continuación cuando el sistema inmunológico deje de funcionar, ocasionando de esta forma que la inflamación crezca y comience la aparición de úlceras en el intestino grueso.

Cabe señalar que el crecimiento de estas úlceras puede conducir a un absceso fuera del tracto intestinal de gastrina, causando un daño mayor.

De acuerdo al equipo médico, cualquier persona, sin tomar en cuenta la edad, puede padecer esta patología, siendo más frecuente en personas entre los 15 y los 35 años, mientras que en la población infantil suelen presentarse con menor frecuencia.

Un dato que se considera relevante es que la enfermedad es poco común en personas procedentes de Asia, siendo más común en los judíos originarios de Europa del Este.

Síntomas de la enfermedad
Respecto a los síntomas presentados durante el desarrollo de esta patología, médicos explican que existen dos categorías.

En una primera fase se refiere a la inflamación y úlceras en el Gastro Intestinal ocasionando en los pacientes los siguientes síntomas:

Diarrea (que puede ser sanguinolenta y frecuente).
Dolores abdominales de tipo cólico.
Pérdida de peso.
Fiebre.
Vómitos.
Pérdida de apetito.
Sangrado rectal.
Fatiga.
Tags Anal/ úlceras.

La segunda categoría de síntomas responden a los problemas más allá de lo gastrointestinal:

Dolor en las articulaciones.
inflamación del hígado.
Osteoporosis.
Úlceras en la boca.
Anemia.

Causas
En lo que refiere a sus causas, en la actualidad se desconocen, sin embargo existen tres factores de riesgo:
1 – Disposición genética: Con relación a la genética se conoce que algunos genes causan la enfermedad, señalando que no existe un gen en particular.

2 – Factores ambientales: Las bacterias del medio ambiente y el consumo de algunas dietas suelen ser las causas de las inflamaciones iniciales que hacen que el sistema inmunológico reaccione de forma exagerada. Asimismo, médicos consideran que el fumar es una causa.

3 – Sistema inmune deficiente: El desarrollo de un sistema inmune en el cuerpo es indispensable al momento de combatir el organismo contra alguna patología, es por esta razón que un sistema inmunológico débil no puede reaccionar de manera efectiva.

Diagnóstico
-Análisis de sangre: Un análisis de sangre juega un papel determinante en el diagnóstico. Mediante este procedimiento se puede comprobar la enfermedad de Crohn, en el estudio se detallará la cantidad de glóbulos rojos y blancos.

Un número alto de glóbulos blancos y un recuento bajo de glóbulos rojos (anemia) están asociados con la enfermedad de Crohn.

– La colonoscopia: Para encontrar evidencia de úlceras o inflamación del intestino grueso, profesionales médicos utilizan la colonoscopia. Esta es una prueba que mediante el uso de un tubo delgado y flexible, permite al médico inspeccionar el revestimiento interno del intestino grueso.

– TC: Para averiguar si la enfermedad de Crohn se ha extendido en un absceso, galenos suelen realizar una tomografía computarizada (anteriormente conocido como TAC). Se trata de un procedimiento de rayos X que combina muchas imágenes con una computadora creando de esta forma una vista en sección transversal del cuerpo, incluyendo imágenes en 3-D de los órganos internos.

Tratamiento y cura
Expertos médicos informan que no existe cura para combatir la enfermedad de Crohn, por lo tanto se considera un padecimiento crónico, lo que indica que la enfermedad persiste. A pesar de que no existe cura, gracias al avance medico existe un tratamiento moderno, que le permite a los pacientes llevar una vida normal.
Y aunque la cirugía puede ser necesaria en casos graves para eliminar las zonas afectadas de los intestinos, los médicos prescriben un tratamiento permanente a base de antibióticos y pastillas anti-inflamatorias, los cuales controlarán la mayoría de los síntomas.