Economía

Crisis de efectivo distorsiona el bolsillo del venezolano

2 marzo, 2018 | 9:54 am

A diario los venezolanos se ven afectados por la crisis de efectivo que sufre el país desde hace ya algunos meses, situación que dificulta el día a día para realizar cualquier transacción, incluso lo más simple, como pagar un pasaje. El ciudadano común invierte muchas horas diarias en largas colas, en el intento de obtener efectivo para trasladarse. Los pensionados no escapan a esta situación y han ocurrido sucesos lamentables durante esta travesía.

El Semanario Quinto Día conversó con Froilán Barrios, economista, quien explicó que la economía venezolana ha entrado en un espiral que conduce a la locura y afecta la condición de vida de las personas, principalmente por la falta de efectivo. “Una cosa es cuando hay inflación, donde en la década de los 80, 90, en algunos países del cono sur como Argentina, Perú, Brasil, los precios cambiaban en la mañana y otra vez en la tarde, pero había efectivo”, aseguró.

Barrios señaló que lo que está sucediendo en Venezuela es “una especie de cóctel explosivo, donde hay hiperinflación, hay escasez de productos, y no hay efectivo. Eso ha generado un caos en la dinámica de la vida de todo un país. No solo es Caracas, o las principales capitales del país, hasta en el pueblo más lejano todo se ha convertido en un drama, porque la situación no te permite pensar en una vida normal”.

Otro fenómeno que señala el especialista es la diferencia en los precios cuando la persona cancela un producto en efectivo o por transferencia, que se cancela al doble. “Es evidente que en ese caso opera otra situación, que es la búsqueda de efectivo para venderlo en Colombia, pero en general se le da mejor precio al que paga con efectivo y esto pasa en casi todas las transacciones”.

“Es una tragedia general que se está viviendo y el culpable evidentemente es el gobierno, ya que los anuncios de aumentos salariales, así como los anuncios de bonos con el carnet de la patria, no están respaldados por suficiente cono monetario. Al no estar respaldados, la gente busca donde no lo hay y sucede ese caos que ha complicado más la vida del venezolano”, explicó el economista.

La única respuesta que pudiera haber para enfrentar esta situación, según el especialista, es que “por una parte el gobierno tenga la capacidad de cubrir el cono monetario que se necesita. Pero el problema, más que eso, está en que lo primero que se tiene que hacer es frenar la inflación. Mientras el efectivo no proceda y no tenga la misma dinámica que los anuncios de bonos, pagos y aumentos salariales, se va a pronunciar mucho más la escasez de efectivo. Quien puede dar la respuesta a esto es Sudeban y el Ministerio de Finanzas, que son los que manejan el mercado, porque la tragedia la estamos viviendo todos los venezolanos. Si no hay respuesta por parte del gobierno nacional y sus instituciones, el país se irá paralizando lentamente. No será el ‘imperio’, sino el mismo gobierno el que va a flagelar la economía”.

Paro técnico por falta de efectivo

Froilán Barrios indicó que según su punto de vista, el país se encuentra al borde de un colapso general por la insistencia del gobierno en argumentar que la guerra económica es la culpable de todo. “Según el gobierno, todo lo que nos pasa a los venezolanos es culpa de la guerra económica. En el caso de los cortes de luz, la escasez de alimentos, la crisis de salud, la crisis humanitaria y en general todo lo que pasa en el país, es producto de la guerra económica, según el gobierno”, explicó el especialista.
“En realidad lo que está sucediendo es que el gobierno insiste en mantener una economía totalmente importadora, que está terminando por aniquilar todo lo que existe o existía en el país, ya las zonas industriales están trabajando a un 25% de la capacidad de las empresas que aun producen, porque hay otras que ya han cerrado definitivamente”, aseguró.
El especialista señala que “el gobierno a pareciera tener una política que es la de concentrar toda la función de la economía en torno a todo lo que haga el Estado y en cuanto a la capacidad que tenga el Estado para responder a las necesidades de la población. Esta experiencia se vivió en la China, lo viven en Europa, en Corea del Norte y una Cuba que está presente, pero en cada uno de esos países quien ha terminado pagando es la población, porque viene la hambruna, la pobreza generalizada y se dan la precariedad de las condiciones de vida que paulatinamente los venezolanos estamos viviendo cuando vamos a adquirir cualquier alimento o cualquier servicio público”, finalizó.

————————————————————————————————————————————

Jubilados: la atención de las entidades bancarias es “perversa”

Valentín López, pensionado, cataloga la situación actual que viven para obtener su pensión como un “mecanismo perverso” del gobierno en relación al pago de la pensión, porque no hay un ente que facilite el proceso. “Hay adultos mayores que se ven en la necesidad de madrugar para hacer la cola del banco y pueden pasar hasta 7 horas en este proceso. Hay personas que se van sin comer; nosotros los de la tercera edad necesitamos comer a la hora, por la diferentes enfermedades que sufrimos y tenemos que someternos a todas esas dificultades que nos pueden causar la muerte”, explicó.

Además López agregó que hacer colas desde tempranas horas no le garantiza al pensionado cobrar su pensión, o no la pueden cobrar completa porque el banco alega que no hay efectivo, por lo que se ven en la necesidad de volver a la entidad bancaria al día siguiente, para intentar sacar nuevamente, convirtiendo esto en un “calvario” para los pensionados.

“Yo he tenido que madrugar y hacer largas colas, es terrible. Las colas en algunas entidades como el Banco de Venezuela o el 100% Banco son largas, y la atención para el pensionado a veces es mala, ya que nos maltratan. Las cajas que habilitan para la cantidad de personas que van a cobrar la pensión son insuficientes, y los pensionados sufrimos para cobrar la pensión que dignamente uno se ha ganado a través de los años”, señaló López.
El adulto mayor hace un llamado a las autoridades competentes para que se plantee un mecanismo más cómodo para que los jubilados puedan cobrar su pensión; además insta a reconsiderar el pago de la pensión para que sea completo, de manera que los “viejitos” no tengan que acudir tantas veces a las entidades bancarias.
El Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) cuenta con una nómina de más de 3 millones de pensionistas, por lo que las colas de los jubilados son especialmente largas los días de cobro. La falta de dinero en efectivo provoca largas filas en las entidades bancarias; esta crítica situación ha causado la muerte a tres jubilados que se encontraban en colas, a la espera de cobrar su pensión. Arnoldo Segundo Medina (66 años), murió el pasado 20 de febrero, minutos después de entrar a una de las sedes del Banco de Venezuela, en el estado Zulia. El pensionista se desplomó una vez que logró entrar -entre empujones y gritos- a la sede bancaria y tras horas de cola.
Rosendo Villalobos Rodríguez (80 años), fue arrollado por un vehículo a las 5 de la madrugada del 21 de febrero, cuando intentaba cruzar la avenida Bella Vista en Maracaibo. Su cuerpo quedó abandonado a menos de media manzana del Banco Provincial, mientras que Jesús García murió cuando intentaba cobrar los 347 mil bolívares (1,50 dólares) de su pensión, después de hacer cola durante dos días frente a las instalaciones del Banco Bicentenario de Santa Bárbara de Barinas, al parecer víctima de un infarto.