Quinto Día Online
28 de Abril del 2017

Destacada

“Con ruedas de prensa no van a derrotar a Maduro”

“Con ruedas de prensa no van a derrotar a Maduro”

Chuo Torrealba advierte que a este gobierno hay que meterle “presión de calle”

 

¿Qué pasó con Torrealba? ¿Se cansaron de él?

 

 

Oliver Parra

 

 

“¿Te cansaste, se cansaron de ti?”, preguntó Carlos Croes.

 

-Yo creo que lo que ocurrió es que estamos en un nuevo momento. Yo planteé de manera reiterada desde octubre del año pasado la necesidad de que hubiese una revisión, una reestructuración profunda de la Mesa. Entonces, eso había que resolverlo y para dar respuesta de eso había que reestructurar la Mesa. Se produjo un conjunto de debates allí y al final se anunciaron unos acuerdos el 17 de febrero. El país está a la espera y creo que es muy importante que los ciudadanos tengamos claro que hoy, en este momento de la crisis venezolana, tenemos una doble responsabilidad: enfrentar al proyecto autoritario, por supuesto, pero también exigirle a la oposición que esté a la altura de este momento, de este reto. Si tú a mí me preguntas, lo que pregunta todo el mundo, hasta cuándo va a ser esta desgracia, hasta cuándo va a ser este desastre, yo creo que en este momento lo honesto es responder que este desastre será hasta que el liderazgo alternativo se ponga de acuerdo de verdad y defina una estrategia de poder.

 

-Ese acuerdo de liderazgo alternativo tú lo ves cerca, muy cerca, lejos, muy lejos…

-Yo creo que más bien hay que decir qué es lo que impide que ese acuerdo se produzca y qué es lo que hay que hacer para que se produzca.

 

-¿Y qué es lo que impide eso?

-Yo creo que hay una inercia del pensamiento político convencional. Hoy hay muchos políticos que de la boca para afuera dicen ‘esto es una dictadura’. Pero de la boca para adentro siguen actuando como precandidatos de la Venezuela pre-1998, privilegiando sus tarjetas, sus partidos y sus ambiciones personales.

 

-¿Y negociando con el gobierno?

-No creo eso.

 

-¿Y trabajan para ellos mismos?

-Y algunos creen que es más importante la ambición, la agenda particular que la necesidad colectiva, que la necesidad de la nación, entonces ése es un problema. ¿Cómo enfrentar ese problema? Yo creo que con la presión ciudadana, con la presión del pueblo venezolano.

 

-¿Cómo sería esa presión? ¿Calle, prensa, radio, televisión?

Esa presión tiene que ser de nuevo tipo, porque también los ciudadanos independientes tenemos que ser en este sentido autocríticos. Nosotros a veces somos o fans, es decir, apoyadores a críticos o somos detractores feroces y sistemáticos. Frente al liderazgo opositor, ninguna de esas dos actitudes corresponde; ni ser un apoyante a críticos, ni ser un detractor feroz.

 

-¿Cuáles son los grandes errores que tú observas en el proceso opositor?

-Tú me preguntas por los errores, yo te decía que ha habido ciertos.

 

-Ya los citó.

-Hay unos errores que a mí me parecen muy importantes. Uno, el no entender que en este momento la unidad no es un trapo que tú lo puedes utilizar como bandera cuando te conviene y como coleto cuanto no te interesa. No. La unidad es una necesidad estratégica del pueblo venezolano. Si nosotros no tenemos unidad, no solamente para derrotar a Maduro, sino además para establecer un gobierno que sea estable, un gobierno que pueda gobernar y que aplique un proyecto de reconstrucción nacional que sea apoyado por todos los venezolanos. Si eso no es así, vamos a vivir historias complejas. Hay gente que dice: ‘hay que salir de esto porque no puede ocurrir nada peor que esto’. Les informo, sí puede ocurrir. Cuando salieron de Pérez, pensaban que nada podía ser peor. Tuvimos a Chávez. Cuando falleció el presidente Chávez, hubo gente que dijo, ‘no. nada puede ser peor que Chávez’. Tenemos a Maduro. Si no se trabaja para que los cambios sean para bien, siempre se podrá cambiar para peor y para que el cambio sea para bien, la unidad es indispensable.

 

-Hay unos que dicen, ‘no, es que Chuo renunció’. Y otros dicen, por debajo, ‘no, fue que lo sacamos’, ¿por qué? Porque Chuo quería asumir la representación de su proyecto. Entonces, ¿qué pasó de eso?

-Mira, pasaron tres cosas: en primer lugar, que es absolutamente normal que haya un cambio en la vocería, es absolutamente normal, sobre todo cuando estamos hablando de la vocería de una coalición de muchos partidos. En segundo lugar, bueno, que se cierra un ciclo, ciertamente, el ciclo que tiene el país al frente es el ciclo de la toma del poder, no solamente de la acumulación de fuerzas, sino de la toma del poder y eso implica la definición de una estrategia y un nuevo rol para los partidos políticos. Los partidos políticos ya no son grupos de opinión o expresión de una minoría acorralada. No. Los partidos políticos de oposición son hoy la expresión política de la nueva mayoría nacional y eso implica una nueva responsabilidad. Y un tercer dato: tienen que asumir la responsabilidad de la vocería, o sea, no estamos en un momento en que ya el tema no es que haya un Ramón Guillermo Aveledo, o un Jesús Torrealba que hable a nombre de los partidos. No, los partidos que van a ser poder, tienen que asumir ante el país la responsabilidad de lo que dicen y de lo que callan. Desde el 17 de febrero los partidos le dijeron a Venezuela, ‘la vocería política la asumimos nosotros’. Bueno, que la ejerzan. Después de las elecciones, ¿qué va a pasar? ¿O es que vamos a seguir con los jueguitos de las sorpresas? Porque recordemos lo siguiente, Maduro, Chávez y Pérez II llegaron al poder sin decirle a los venezolanos qué es lo que iban a hacer. Maduro ganó –si es que ganó—las elecciones del 2013, acusando a Capriles de que Capriles iba a hacer lo que termino él haciendo, “el paquetazo”. Chávez cuando llegó al poder decía que Castro era un dictador y que en este país jamás iba a haber control de cambio. Pérez II llegó al poder aplaudiendo con las manos, agitando las manos, sin hablar del gran viraje que se decía que iba a aplicar. Y todas esas experiencias nos trajeron al desastre. Entonces, frente a esta grave crisis nacional, hay que decirle al país de manera responsable, qué es lo que viene, qué tipo de gobierno se va a establecer, cómo va a garantizar su estabilidad este gobierno, ¿sabes por qué? Porque en tiempos de hiperinflación, los gobiernos suelen ser frágiles y fugaces. Entonces, si vamos a salir de Maduro para un período de inestabilidad aun peor, eso no puede ser. Tenemos que salir de este desastre para un espacio de prosperidad y de construcción de país.

 

-¿Hoy estás convencido de que hay elección de gobernadores este año?

-Yo estoy convencido.

 

-Te pregunto. ¿Estás convencido de que hay elecciones de gobernadores?

-Yo estoy convencido de que el gobierno llega hasta donde lo dejen llegar. Si nosotros exigimos, nos movilizamos para exigir esas elecciones, las van a haber. Ahora, ¿qué tiene que hacer la oposición?, ¿ruedas de prensa? No chico, la oposición tiene que hacer sus primarias y tiene que poner en la calle a sus candidatos, no solamente a las gobernaciones, a las alcaldías, a los consejos legislativos. Son miles y miles de candidatos en la calle con su programa y con sus equipos en estas elecciones.

 

-¿Tú crees que el pueblo está satisfecho con esas marchas, a propósito, cuando sienten que hubo realmente una frustración con la primera marcha?

-Es que yo no estoy hablando de marchas. El pueblo está en la calle y está peleando. Y está peleando solo, todos los días hay decenas, ya casi centenares de protestas sociales. El pueblo está protestando por la falta de alimentos, por la falta de medicinas, por la excesiva inseguridad. Y esa protesta popular no solamente hay que acompañarla, hay que orientarla. Esa calle, la calle social, está hoy huérfana de liderazgo político. Estoy hablando de eso, estoy hablando también de la calle electoral, tú la referías hace un momento. No se trata de las ruedas de prensa y decir ‘CNE por favor, convoque las elecciones’. No. ¿Qué impide que la oposición haga ya sus primarias y ponga en la calle a decenas de miles de candidatos a los consejos legislativos, a las alcaldías, a las gobernaciones poniendo en la calle sus programas y movilizando al país exigiendo las elecciones?