Entrevista

Cómo y por qué nació el Proyecto Alma contra el cáncer

21 septiembre, 2018 | 12:00 am

– Rafael De La Fuente es médico cirujano, especialista en cirugía laparoscópica y minimalista, director del Proyecto Alma. Explícame ese Proyecto Alma.
– El Proyecto Alma lleva el nombre de mi madre, Alma De La Fuente, quien sufrió y falleció a consecuencia del cáncer de mama hace ya mucho tiempo, y realmente en esa época no había la oportunidad de practicarle reconstrucciones mamarias, era una cirugía tremendamente agresiva y, bueno, ella sobrevivió 18 años con esa condición y se enfrentó, valientemente, hasta que graduó al último de sus cinco hijos de la universidad.

Después, al poco tiempo, falleció. Entonces, siempre tuve la inquietud de dedicarle algo, en este caso, el proyecto que lleva su nombre para honrar el valor y la determinación que tuvo ella de continuar con su vida, a pesar de la enfermedad, y que es la historia de millones de mujeres alrededor del mundo que contraen, que tienen esta condición, esta enfermedad a edades cada vez más jóvenes, más precoces y que necesitan todo el soporte y la ayuda, no solamente desde el punto de vista de la cura de la enfermedad o el control de la enfermedad, sino el soporte estético, cosmético ya que el seno es una parte muy importante en el aspecto de la feminidad.

– ¿Y cómo accede una persona, una paciente al programa de ustedes?
– Nosotros tenemos un volante que se ha hecho viral en Internet donde está toda la información para contactarnos. Hay dos teléfonos celulares, hay un sitio, un email y concretamente estamos en el Estudio Complexion o Complexion Estudio, que es un centro estético que está detrás del Centro Comercial El Tolón, en Las Mercedes, de fácil acceso y que ha sido gentilmente cedido a través de la doctora Luisa González, médico esteticista y hemos tenido una excelente labor con el personal que labora en dicho centro y ahí estamos trabajando.

– Aquí veo que dice en el capítulo fundamento, la cirugía y tratamiento del cáncer de mama, puede dejar secuelas importantes que estigmatizan a las pacientes desde el punto de vista funcional y estético, tales como alopecia por tratamiento, retracción mamaria y pigmentación anómala, por radioterapia, asimetría mamaria, luego de cirugía oncológica unilateral de cualquier tipo, ausencia del pezón, aureola, después de la mastectomía radical o total, unilateral o bilateral. Asimetría mamaria por mastectomía radical o total. Ese es el mismo párrafo.

– El fundamento del método y el proyecto es muy simple. Hoy en día el estándar es que luego de que la mujer pierde, por cualquiera de esas técnicas quirúrgicas, el complejo areolate, bien sea mastectomía radical, bien sea mastectomía total y algunas complicaciones de otro tipo de cirugía, se practica una reconstrucción de la mama.

Esta reconstrucción tradicionalmente se hace usando injertos del propio cuerpo de la persona, que básicamente provienen del bajo abdomen o del músculo dorsal, se toma un segmento vascularizado que te incluye piel, grasa y músculo y se lleva por túneles subcutáneos hasta la región de la mama y se sutura y se acomoda de manera de semejar una mama. Igualmente se usan prótesis o se hacen combinaciones entre este procedimiento y la colocación de prótesis.

Igualmente, expansores de la mama para aquellas pacientes que no pueden ser reconstruidas de inmediato, se coloca una especie de bolsita que se va llenando progresivamente de líquido, hasta obtener una dilatación adecuada. Y, posteriormente, se extrae esta bolsita y se coloca una prótesis. El problema es que estas reconstrucciones, si bien se han logrado perfeccionar a un punto que semejan la realidad, no están completas hasta que usted no ponga el complejo aureola-pezón.

– ¿Cuántos casos de cáncer de mama hay en Venezuela?
– La última estadística que leí, es que está predicado que tengamos 6 mil nuevos casos anuales. No estoy muy claro en eso, pero le puedo decir que por ejemplo, en los Estados Unidos la predicción para el 2019 es que haya 239 mil casos nuevos. O sea, que es un problema de salud pública tremendo.

– ¿Y no han determinado el origen de eso?
– Definitivamente todavía estamos un poco lejos de, bueno, ningún cáncer, se sabe que hay un desorden a nivel del ADN, de las células donde hay algún problema a nivel de los genes y se desconfigura la reproducción celular y hay un crecimiento anómalo en forma de tumor.

– ¿Cuándo debe ir una mujer a la clínica, para la consulta?
Eso ha variado, depende del antecedente que usted tenga. Si usted tiene un antecedente familiar de cáncer de mama, de la línea consanguínea madre, abuela, hermana, etc., yo pienso que desde los 25 años debe practicarse un ecosonograma mamario, que no es agresivo, no es invasivo, no es radiación. Y para las mujeres ya un poco mayores, a partir de los 35 años pueden empezar a realizarse una mamografía o tomosíntesis, que es parecido, acompañado de su ecosonograma mamario. Y, una cosa muy importante, que es el autoexamen mensual de la mama.

– ¿Ahorita el cáncer pega más en las jóvenes, que en las adultas mayores?
– Está reduciéndose. Antes el cáncer era una entidad que predominaba en las mayores de 50 años. Ahora, estamos viendo mujeres de 30, de 35, de menos de 30 con cánceres de mamas, que son sumamente agresivos.