×

Salud

Cefalea tensional: un dolor de cabeza más

9 febrero, 2018 | 12:00 am

Esta molestia se manifiesta como una sensación opresiva en ambos lados de la frente, acompañada de rigidez en el cuello, hombros y nuca

 

 

María Castaños

Mariivi_casta19@hotmail.com

@mariivi__18

 

 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cefalea tensional es el tipo de dolor de cabeza más frecuente en los seres humanos. Corresponde al 80% de los casos, y se percibe como una sensación opresiva en ambos lados, que los pacientes describen como si tuvieran una banda muy ajustada en la frente.

 

Se produce por tensión nerviosa o contracción muscular, en respuesta a situaciones de estrés o ansiedad; y también por permanecer mucho tiempo en una posición incómoda e incorrecta para el eje y parte superior del cuerpo o mantener la vista fija durante mucho tiempo.

 

Otras causas de este dolor, que suele estar acompañado de rigidez en el cuello, hombros y nuca, son: tener problemas de visión y utilizar una graduación incorrecta en los lentes, así como una mala alimentación, con carencias de vitaminas y minerales. Este tipo de cefalea puede ser episódica o crónica, dependiendo de la severidad y persistencia de las causas que la desencadenan.

 

Lo que la diferencia de la migraña, otro tipo de malestar de cabeza que se acompaña de náuseas, vómitos y alteraciones sensoriales, es la intensidad del dolor sin tales signos. En el 99% de las personas la cefalea tensional es leve o moderada, no interfiere con las actividades cotidianas ni empeora con la actividad física.

 

El doctor Francisco Pérez señaló que para el manejo terapéutico de la cefalea tensional se pueden usar analgésicos que no requieren prescripción médica, como el acetaminofén, “que funciona muy bien a nivel del sistema nervioso central, porque su acción llega hasta él”.

 

Asimismo explicó que “esta triple composición es muy efectiva porque los componentes no trabajan cada uno por separado, sino que logran una sinergia, de manera que actúan ayudándose unos a otros”, manifestó el galeno.

 

La dosis recomendada es una tableta cada 6 u 8 horas en adultos, y niños mayores de 12 años. El médico precisó que la dosis no debe exceder de 6 tabletas por día y que estos fármacos solo están contraindicados en personas que consumen habitualmente bebidas alcohólicas.

 

Pérez aconsejó no usar estos fármacos por más de 10 días seguidos sin control médico y, en caso de tratamientos prolongados, realizar controles periódicos de la función hepática y fórmula sanguínea completa.

 

 

 

 

  Anterior