Negocios

Caña de Azúcar una ventana en España de la gastronomía venezolana

18 octubre, 2018 | 11:19 am

Construir los sueños en base del esfuerzo es un talento que se logra cuando contamos con el apoyo de quienes nos rodean, este el caso de las venezolanas Adnaloy Osio y Adriana Osio, quienes actualmente están radicadas en Barcelona (España), lugar que eligieron para montar el restaurante “Caña de Azúcar” con sabor y olores de nuestra tierra.

Recientemente se pudo conversar con una de sus fundadoras y estas fueron sus impresiones a las diferentes interrogantes realizadas.

 

¿Qué es Caña de Azúcar?

Es una pequeña casa venezolana, en donde intentamos recopilar recuerdos, emociones, vivencias y sentimientos de nuestra infancia, es un espacio donde se brinda la diversidad cultural, el mestizaje que representa de dónde venimos, quienes somos y a dónde vamos. Buscamos de una forma bonita, sencilla y elegante de representar las influencias de aquellos países que contribuyeron con nuestra hermosa gastronomía.

 

¿Cómo nació Caña de Azúcar? ¿Qué les motivó a crearla?

Desde muy pequeña, mis grandes admiradoras eran y son, mi madre y mi abuela. Crecí en una casa llena de sentidos que marcaron mi sistema sensorial de una manera muy amplia, gritos de llamadas. ¡A comer!, despertadas en la mañana con olores a guisos, meriendas en las ramas de un árbol saboreando frutas frescas. Domingos en familia, mientras las tías y mi abuela se peleaban en cocina por el mal corte de una verdura y que luego reían en mesa viendo disfrutar a sus hijos/nietos el festín que habían preparado. Yo, calladita en mi silla marcaba como meta poder lograr eso cuando fuera grande… ¿Qué me motivo?, tener la habilidad de crear un recuerdo de por vida, mediante el festín de la comida.

 

¿A qué se debe el nombre Caña de Azúcar?

Caña de Azúcar viene del querer, del atreverse, del seguir normas, y sobre todo, respetar la confianza que cosecharon en ti. Siempre de pequeña, en la temporada vacacional, me iba con mis tíos y mi mamá a la Isla de Margarita en Venezuela. Pasábamos momentos inolvidables, playas, aventuras entre primos. Un día le pedí a mi mamá que me dejara cruzar la calle para comprar en el carrito de enfrente… el líquido verde que salía del palo (sonríe al rememorar la historia) en ese entonces un jugo bastante sofisticado y extraño de degustar en un niño de 7 años, ninguno de mis primos me quería acompañar… así que decidí ir sola. Realmente no sabía que era, simplemente el proceso de extracción me llamaba demasiado la atención. El mirar el carrito del otro lado de la calle, donde no habían señales de tránsito, ni semáforos… me hacía sentir en la exploración de algo fantástico que sabía que marcaría algo en mi vida. En ese momento me decía: ok Adnaloy, seguridad en ti misma, recopila todo lo que te han enseñado y atrévete, conciencia, responsabilidad y seriedad… qué pasa si alguien trata de hacer algo, ok salidas de emergencia, plan b… ok todo cuadrado… y crucé, lo probé y me encantó, pero lo que más me hechizó fue el proceso de obtener lo que quería. Caña de Azúcar es mi vivencia, demostrarme a mí misma cada día lo capaz que soy y de hacer lo que quiero de una u otra manera.

 

¿Cuál es el plato principal que ofrecen?

La arepa es nuestro plato fuerte, actualmente ofrecemos la típica arepa asada al budare y luego al horno de leña. También la arepa creada de un gran estudio que vengo haciendo desde hace mucho tiempo, la frita a base de choclo procesado del Perú.

 

¿Actualmente con cuántos chef cuentan? ¿Son venezolanos?

Tengo un equipo maravilloso que a diario tratan de seguir mi acelerado ritmo. Soy la única chef y cuento con 4 grandes cocineros. Unos por necesidad y otros por vocación, todos son venezolanos.

 

¿En qué se diferencia Caña de Azúcar con los demás restaurantes de Barcelona?

Bueno, ya con las 5 preguntas anteriores te puedo ir dando una pista. Considero que cada restaurante es una historia, es una demostración personal hacia el mundo que nos rodea. Caña de Azúcar se diferencia desde que te paras enfrente de ella, no solo por su historia o por su decoración acogedora, sino porqué somos la única gastronomía mundial que abarca casi 7 países, siendo capaces de llegarle al corazón de muchas culturas.

 

 

¿Cuál es la reacción que tienen los clientes al probar la comida típica venezolana?

Eso es una belleza, ver a la gente disfrutar, cerrar los ojos y escuchar el típico “Mmmm”, o cuando entre ellos hacen contacto visual asintiendo la cabeza… te da la fortuna de voltearte y reírte con disfrute y orgullo. La típica pregunta. ¿Tu comías así en tu casa?, yo respondo a esa interrogante, comía mucho mejor.

 

¿Cree Usted que la mezcla de culturas ha influido en el estilo de cocina del restaurante?

Por supuesto, es la base de nuestra filosofía y de dónde venimos.

 

¿Qué tipo de platos del ámbito mundial ofrecen?

En una arepa puedes encontrarte 4 países diferentes, pero respondiéndote la pregunta directamente, el ceviche, creo que sería el más reconocido.

 

¿Tienen pensado expandir Caña de Azúcar? ¿Algunas ciudades en concreto?

Podría ser un excelente proyecto, pero aún no. Estoy logrando dar con el punto clave, cada día que pasa… son muchos detalles que hay que pulir, son demasiados aprendizajes a diario que tienes que pasar a blanco y negro para que el próximo paso sea fuerte y retumbante. Si tendría que elegir podría ser New York – Tokio – Londres – Alemania.

 

¿Cómo hacen para cocinar comida típica venezolana sin contar con el ají dulce?

Cuando estudias cocina, lo primero que aprendes es a resolver sin tener lo que necesitas tener. Si no lo tienes, lo sustituyes, si no puedes sustituirlo, lo construyes… y así vas, es una cadena realmente deliciosa, que te brinda la oportunidad de ir con el mundo. Tenemos el mundo entero y países que te pueden brindar los utensilios que necesitas para poder construir lo quieras, lo demás son excusas.

 

¿Ofrecen algún evento especial para promocionar los platos?

Amor, necesidad, crecimiento constante y las Redes Sociales que se ha convertido en nuestra ventana, una plataforma que nos permite mostrar un pedacito de lo que hacemos.

¿Qué sientes Ustedes como venezolanas el poder llevar nuestra gastronomía a otros países?

Orgullo, lealtad, compromiso y sobre todo respeto ante quienes éramos y lo que somos ahora. Guerreros de supervivencia.