Quinto Día Online
29 de Junio del 2017

Cartas del Lector

Buscar salida a la crisis política

Buscar salida a la crisis política

Ante la grave crisis política en que se encuentra el país creo que los venezolanos debemos actuar por nuestra propia cuenta, tomando en cuenta las atribuciones que nos brinda la Constitución. Se sabe que el gobierno no quiere que la Asamblea Nacional ejerza sus funciones y para ello inventará cualquier maniobra política y jurídica, sean o no constitucionales -comprobado por la Fiscal- para que no se pueda investigar, controlar y supervisar todo lo relativo al manejo de los fondos públicos que llevan a cabo las consecuentes responsabilidades penales.

 

Sin afectar de alguna manera las acciones de la oposición -que se sabe están divididos-, los ciudadanos a través de colegios de abogados, organizaciones no gubernamentales, representantes de facultades de Derecho y hasta factores y representantes políticos deben actuar de manera contundente y que sea público, notorio y comunicacional. Mi propuesta es que se solicite (y se presione) al CNE para que se lleve a cabo la recolección de manifestaciones de voluntades de por lo menos el 15% de los inscritos en el registro civil y electoral para hacer la solicitud y se someta a referendo una enmienda Constitucional (la número dos).

 

El artículo es el 136, el cual propongo modificar. Debe decir:

 

“El Poder Público se distribuye entre el Poder Municipal, el Poder Estadal y el Poder Nacional. El Poder Público Nacional se divide en Legislativo, Ejecutivo, Judicial, Ciudadano y Electoral. Cada una de las ramas del Poder Público tiene sus funciones propias que no les pueden ser anuladas o suspendidas, pero los órganos a los que incumbe su ejercicio colaborarán entre sí en la realización de los fines del Estado”.

 

Se trata de Enmienda Constitucional cuando se tiene por objeto la adición o modificación de uno o varios a artículos de la Constitución, sin alterar su estructura fundamental, dependiendo del artículo o artículos (que no salga de la temática, número de párrafos, cantidad de numerales y puede que hasta la cantidad de comas y puntos), lo cual se tiene que hacer apegada al artículo 341 y la estructura final con el modelo de la enmienda número uno. Con esto no se trata de una revisión parcial de la Carta Magna ni de una sustitución de ninguna norma, como en el caso de la Reforma, en el que se podría incluir la moción de censura por las tres quintas partes de los integrantes de la Asamblea Nacional, como otra de las faltas absolutas previstas en el artículo 233 de la Constitución.

 

La enmienda que es solicitada por el pueblo no pasa a discusión a la Asamblea Nacional, y al ser aprobada en referendo ya ningún poder público perderá sus funciones en ningún momento -salvo que sea producto de una constituyente-, lo cual produciría que las decisiones tendentes a eliminar o limitar funciones constitucionales perderán vigencia y se tendrá que interpretar y decidir en función de ese cambio constitucional que la gente inicie y apruebe. La idea es fortalecer las instituciones del Estado.

 

 

Miguel Rodríguez

C.I: V-18.338.745 / (0424) 926 03 68

migueldeguayana@gmail.com