Responsabilidad social

Buenas Prácticas: Las Empresas B, Las mejores PARA el Mundo

6 mayo, 2016 | 9:40 am

Para quienes se han especializado en temas relacionados con la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), resulta poco creíble que exista un paso más allá en lo que a compromiso socioambiental de las empresas se refiere. Sin embargo, desde hace sólo unos pocos años, se ha venido gestando un nuevo paradigma que implica una redefinición del rol que deben jugar las empresas en la sociedad, ya no sólo como generadoras de riqueza si no como motores de cambio social y ambiental.

 

 

A estas nuevas empresas se les denomina Empresas B, y son certificadas como tal por una organización sin fines de lucro radicada en Estados Unidos, llamada Blab. Basicamente, esta organización evalúa las acciones que las empresas interesadas en la certificación realizan en áreas como: gobernanza, trabajadores, medioambiente y comunidad.

 

 

Hasta aquí se podría decir que no hay gran diferencia en cuanto a los indicadores que se utilizan para saber si una empresa es o no socialmente responsable, sin embargo, la diferencia entre esta y una Empresa B radica en que para la primera la RSE es sólo una estrategia complementaria, mientras que para la segunda, la resolución de problemas sociales y/o ambientales forma parte de su propósito, de su razón de ser. Son empresas que alinean la generación de riqueza, con la solución de problemas socioambientales. Por ello, la esencia de estas se manifiesta perfectamente en su lema:

 

“ Las empresas sociales no compiten por ser las mejores del mundo, sino por ser las mejores PARA el mundo” (Blab).

 

Actualmente, existen más de mil empresas B en todo el mundo. Pareciera que estamos en presencia de un movimiento social empresarial que podría implicar a largo plazo, un cambio incluso en la esencia de las empresas, y de lo que hasta ahora se considera éxito empresarial. Por ahora, y dados los grandes problemas sociales y ambientales por los que atraviesa el mundo, este tipo de organizaciones se hacen cada vez más importantes.

 

 

Buenas prácticas

 

 

 

En América Latina, no nos hemos quedado atrán en cuanto a la certificación de empresas B se refiere, pues contamos hasta la fecha con cientos de ellas en países como Brasil, Colombia, Perù, Argentina, Chile, Uruguay, y Ecuador. Lamentablemente en Venezuela no se ha certificado la primera, aunque tengo la certeza de que esto podría ocurrir en cualquier momento pasada la crisis que actualmente vive el país.

 

En América Latina llama la atención los casos puntuales de las empresas Triciclo de Chile y Natura Cosméticos de Brasil. Organizaciones que son un ejemplo no sólo para el Continente si no para el mundo entero. Triciclo, fue la primera Empresa B en América Latina, mientras Natura es la empresa de este tipo más grande del mundo con numerosos premios y reconocimientos en su haber, no sólo en lo que se refiere a su compromiso con el medioambiente y cada una de las estrategias de mitigación de huella de carbono que desarrolla, si no desde lo social, poniendo su foco en la Educación como motor de cambio, a través de su Programa “Creer para Ver” el cual se ejecuta en cada uno de los países en los que la empresa tiene presencia.