Tecnología

Blackphone

10 julio, 2014 | 7:58 pm

Resguardando la vida privada

 

  • Ofrece encripción de llamadas, mensajería, navegación y demás tipos de comunicación

 

Llegó el Blackphone, para aquellos que temen que el Tío Sam interfiera con sus vidas privadas o que las nuevas leyes alteren su privacidad en cualquier parte del planeta. Uno de sus creadores Javier Agüera, cofundador de Geeksphone, empresa responsable, afirmó que “los Gobiernos deben responder a las demandas de los ciudadanos. Lo que es claro es que pocos estarán de acuerdo en que el Gobierno acceda, sin ningún tipo de control judicial o legal, a sus comunicaciones móviles”. Así que su compañía venderá a nivel mundial partir del próximo14 de julio el nuevo smarthphone a través de su sitio web.

El desarrollo de tecnología y aplicaciones que solicitan el permiso de los usuarios, para conocer y aprovechar su información personal en el favor comercial de esos creadores, preocupa cada vez más a las personas a nivel mundial. Ciertamente, algunos parecen reaccionar más que otros; sin embargo, para la empresa de Agüera significa un nicho vacante; es una respuesta para aquellos que en realidad no desean tener la vida social que las redes parecen exigir.

Agüera explicó para CNN que el “Blackphone agrega una capa de seguridad muy importante a los usuarios que son constantemente espiados. Más allá de Gobiernos, se trata de resguardar las comunicaciones de temas como el espionaje industrial o mantener la privacidad en las aplicaciones que usas todos los días, para que quienes las desarrollan no puedan hacer dinero a costa de tus datos”.

 

Tecnología disruptiva

En una sociedad globalizada que cada vez es más permisiva con llevar la vida privada al ambiente público el Blakphone rompe con la tendencia. Según la revista especializada MIT Tech Review el teléfono negro es una de las tecnologías más disruptivas del 2014. En su creación colaboró la compañía Silent Circle, firma suiza de seguridad cuyo trabajo es desarrollar aplicaciones y programas de seguridad para smartphones.

El sistema operativo

El Blackphone opera con PrivateOS, la versión evolucionada del sistema operativo Android KitKat; éste posee tecnología de cifrado en llamadas y video llamadas, mensajes de texto y datos, navegación web vía redes móviles e inalámbricas y en el uso de aplicaciones. El teléfono está diseñado para el público en general, si alguien se encuentra en la mira de vigilancia de algún Estado no podrá evadirse. Explica Agüera que “es un tema de la balanza entre seguridad nacional y los ciudadanos”.

Bloqueo total

El vocero de la compañía afirma que la recuperación de la información en este nuevo artilugio es en extremo difícil; si el Gobierno o algún agente privado desean el contenido guardado allí, “no van a poder acceder a las comunicaciones porque están encriptadas y nosotros no tenemos las claves. Para que un Gobierno quiera conocer el contenido del teléfono tendría que venir con nosotros, nosotros tendríamos que ir a Suiza a ejecutar el proceso y una vez ahí, lo único que les daríamos sería un disco duro con los datos cifrados. Así, la cantidad de información que pueden obtener es muy limitada.”

Ingrid Arzolay

@arzolay86

iarzolay@quintodia.net