La Anécdota

Ataraxia

4 mayo, 2018 | 12:00 am

La palabra ataraxia tiene su origen en el griego. Está compuesta por a que significa sin y taraji que quiere decir agitación, confusión, desorden, perturbación. Desde sus inicios, da cuenta del equilibrio interior, de la serenidad y paz del espíritu. Ataraxia implica un gran entrenamiento de la mente y el espíritu a través de la regulación de los impulsos y la resignación de los placeres que no aportan riqueza a largo plazo. Se busca aquietar el ritmo de vida. Tres corrientes filosóficas la proponían como camino a la felicidad: los estoicos, los epicúreos y los escépticos.

  Anterior