Salud

Alergia a la penicilina: ¿Cómo se produce?

2 marzo, 2018 | 3:59 pm

La penicilina es un medicamento antibiótico de amplio espectro, del que nacen una amplia gama de derivados. Sea en forma oral o de inyección, la penicilina detiene el crecimiento bacteriano, y por su eficacia se utiliza para tratar infecciones bacterianas, como suelen ser las originadas en el canal auditivo, región bucofaríngea, piel, oído y aparato respiratorio.

Cuando padecemos de alergia a la penicilina, esta afección se caracteriza por una respuesta desmedida, por parte del sistema inmune a los medicamentos y antibióticos relacionados con este compuesto. La sintomatología es variable, y va desde erupciones cutáneas, comezón, hasta la anafilaxia, una obstrucción de las vías respiratorias potencialmente mortal.

Hay que diferenciar la reacción negativa a la penicilina de la alergia al medicamento, porque es posible que se manifiesten en forma de urticaria o erupción, sin ser una reacción alérgica. La urticaria, las erupciones y la picazón de la piel, así como la reacción anafiláctica son ejemplos de reacciones alérgicas graves.

La alergia a la penicilina se da a una respuesta al sistema inmune, que es el que origina los síntomas.
Aunque no existe un tratamiento preventivo a este tipo de alergias, lo recomendable cuando se presentan es suspender inmediatamente el tratamiento, y complementar con un tratamiento en base a corticosteroides.
En estos casos, la asistencia médica con algún galeno de confianza resulta indispensable, ya que está en capacidad de conocer el cuadro alérgeno.