Quinto Día Online
19 de Agosto del 2017

Cambio Climático

Aguas residuales de Venezuela son recursos desperdiciados

Aguas residuales de Venezuela son recursos desperdiciados

Un conversatorio convocado por la Dirección de Ecología y Ambiente del estado Miranda, puso sobre la mesa las amenazas por contaminación y las oportunidades para impulsar políticas públicas nacionales y negocios verdes que aseguren la gestión integral de aguas residuales. Reiteraron que reducir el consumo de agua potable es clave para el tratamiento eficiente de aguas residuales

 

Alba Marina Gutiérrez

Cofundadora de PeriodismoCC

@AlbamarinaVzla

 

¿Se ha preguntado a dónde van a parar las aguas servidas y residuales que genera desde su casa, empresa o ente público? ¿Está consciente de que usted puede exigir a los tomadores de decisiones del gobierno nacional información abierta sobre cómo se gestionan las aguas residuales del país? ¿Sabía que si usted reduce el consumo de agua potable, se reduce la cantidad de aguas residuales?

Un conversatorio técnico con el ingeniero Henry Blanco permitió advertir que cuando las aguas servidas no son tratadas de manera adecuada se convierten en contaminantes de suelos, playas, ríos, mares y lagos. Es decir, degrada esos paraísos naturales que usted y su familia prefiere para disfrutar cuando van de vacaciones.

Blanco, quien es docente de la UCV; magister en Ingeniería Sanitaria, mención Calidad del Agua, y tiene en su haber más de 40 trabajos entre publicaciones y tesis de grado sobre esta temática, explicó a Quinto Día qué es la gestión integral de aguas residuales.

“Es más que el tratamiento propiamente dicho. Es toda la gestión desde el origen hasta la posible reutilización de esas aguas residuales. Cuando hablamos de reutilizar aguas servidas, nos referimos al uso que se le pueda dar después que ocurre el tratamiento”.

El tratamiento comprende dos etapas, “una fase líquida que elimina todo aquello que le confiere esas características agresivas y una fase de lodo que es el material que se extrae de todos esos sedimentos. Una vez separados podemos reutilizar el agua y el lodo”.

Las aguas tratadas se pueden reutilizar en varias actividades. “El más tradicional, para riego en el sector agrícola; recargar acuíferos (inyección de estas aguas a las aguas subterráneas), uso urbano para riego de áreas verdes, lavado de calles; a nivel industrial es un mundo amplio de usos”. En cuanto a los lodos, luego de ser tratados, se usan como fertilizantes, abono o compostaje.

Un poco de historia

Cuando la gestión de aguas tuvo sus primeros pasos para el saneamiento urbano, “inicialmente se trataban las aguas y se descargaban al medio natural y que el ambiente actuara para auto purificar”.

Después se habló de descarga cero, que consistió en 100 % de reciclaje de aguas residuales. El sector industrial avanzó en el tratamiento y reuso; “modificó sus procesos industriales para reducir esa cantidad de agua residual y el sector aprendió que era más rentable tratar menos agua”.

Mientras, en el sector urbano, “esos cambios han sido un poco más lentos, se han enfocado solo en prácticas de ahorro en el consumo de agua potable”. Pero si vemos la otra cara de la moneda, “reducir el consumo de agua potable es reducir la generación de aguas residuales. Eso tiene una ventaja porque cuando hay altos consumos de agua potable –independientemente de lo que implica- la carga de materia orgánica de esas aguas residuales es baja y eso hace más difícil el tratamiento, que si el agua residual está concentrada en materia orgánica; y para que esté más concentrada debo disminuir el consumo de agua”.

Actualmente, “estamos en la etapa en la que nos preguntamos qué vamos a hacer con esas aguas tratadas y las usamos para otros fines. Eso es gestión integral, ver esas aguas como un recurso y no como un desecho que descargamos al entorno natural”, señaló el especialista.

 

Sobre el conversatorio

Titulado: “¿Por qué aguas servidas? Manejo integral de aguas residuales: reducir, reutilizar”, fue convocado por la Dirección de Ecología y Ambiente de la Gobernación del estado Miranda.

Su directora, Evelyn Pallota dijo que la actividad fue organizada a propósito del Día Mundial del Agua y se suma a un conjunto de conferencias pensadas “para integrar el conocimiento de la Academia con la experiencia pública, el sector privado y las comunidades, en materia de gestión integral del agua, con énfasis en la gestión de residuos. Hacer un ensamblaje de las partes que pueden focalizar las soluciones adecuadas y ambientalmente responsables en este tema del agua”.

Subrayó: “Prácticamente lo que se discute a nivel nacional es sobre la accesibilidad del agua y tarifas. No le quitamos el mérito porque es importante. Pero si no se ve el sistema completo, no vamos a dar con las soluciones adecuadas. Las aguas servidas nadie las menciona; la tendencia es a esconderlas y no hay preocupación por su tratamiento. Además, con información limitada, se impide conseguir la solución”.

 

Aguas residuales en datos

-Son aquellas aguas cuya calidad se vio afectada negativamente por influencia antropogénica (ser humano).

-Incluyen las aguas usadas, domésticas y urbanas, y los residuos líquidos industriales o mineros eliminados, o las aguas que se mezclaron con las anteriores (aguas de lluvia o de fuentes naturales como ríos, playas, mares, lagos).

-Su importancia para el desarrollo sostenible requiere sistemas de canalización, tratamiento y reutilización.

-Cuando no son tratadas generan graves problemas de contaminación de suelos, acuíferos superficiales y subterráneos, del aire (por gases que emanan), además de afectar la salud.

-Su tratamiento nulo o indebido, también contamina y altera el equilibrio de ecosistemas.

 

Dónde estamos en Venezuela

-Ausencia de políticas públicas para la gestión integral de aguas inciden en el desarrollo sostenible, la calidad de vida y fomenta la pobreza.

-Existen algunas iniciativas locales en el ámbito urbano para el tratamiento.

-Se carece de datos oficiales abiertos sobre la gobernanza y gestión de aguas.

-Se desconoce el uso que se está dando a las aguas tratadas: “No tenemos ese dato preciso, no tenemos esa información. En Miranda estamos trabajando para levantar esa data”.

-En Venezuela, los negocios verdes relacionados con la gestión de aguas locales se concentran en el tratamiento y gestión cuando no hay sistema de recolección de cloacas (ejemplo: San Antonio de Los Altos, en el estado Miranda). También existen contratos de parte de las empresas hidrológicas estadales. Cuando son obras grandes es competencia del Ejecutivo Nacional contactar esos servicios.

-Las aguas residuales son conducidas por sistemas de alcantarillado y un porcentaje extraoficial refiere que 75 % de estas descargas carecen de tratamiento. Es decir, llegan contaminadas hasta esos ríos, playas y mares que usted y su familia disfrutan. Caso: río Guaire en Caracas, principal desagüe de las aguas residuales de la capital venezolana. A su paso contamina la estética urbana con desechos sólidos y el aire citadino con gases fecales y cloacales. Finalmente, desemboca toda su contaminación –por ausencia de gestión pública- en el Mar Caribe.

 Clima en Gotas

Réplica para el profesor Miguel Cabezas del Cidiat-ULA. El equipo de tratamiento que usa para los residuos vegetales domésticos se llama lumbricultivo. Fue diseñado y construido por el ingeniero Francisco Bonive, con financiamiento del Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Fonacit).