Quinto Día Online
27 de Julio del 2017

a su salud

A SU SALUD

A SU SALUD

Yolanda Ramón V.

asusalud1999@gmail.com

 

 

GLAUCOMA

 

El glaucoma es una enfermedad que se caracteriza por el daño progresivo e irreversible del nervio óptico. “Existen algunas manifestaciones sutiles que pueden llevar a detectarlo, como: enrojecimiento del ojo, dolor ocular ocasional, sensación de presión, reducción del campo visual, visión borrosa, halos de colores alrededor de las luces y dolor de cabeza”, indicó la oftalmólogo Gabriela Porta. Los factores de riesgo son: presión ocular elevada, edad (mayores de 40 años), familiares de personas con glaucoma, ascendencia africana, diabetes, miopía y tratamiento con esteroides.

 

 

CUELLO UTERINO

 

El cáncer de cuello uterino sigue siendo uno de los tumores ginecológicos más frecuentes en Venezuela. Esta neoplasia, que se desarrolla por la infección con el virus del papiloma humano, tiene una tasa elevada de mortalidad. “Una de las razones es que, casi la mitad de la población femenina en edad de riesgo, no se realiza la prueba de detección precoz a través de la citología vaginal”, afirmó el cirujano oncólogo y epidemiólogo Luis Capote Negrín. El rango poblacional de edad óptimo para las citologías está entre los 25 y 64 años. Tradicionalmente se recomendaba hacer la prueba anualmente, pero basado en estudios de diferentes poblaciones, se ha demostrado que se puede aumentar el tiempo entre pruebas. Se puede hacer una citología cada tres años, salvo que el médico indique la prueba anual. Esta indicación puede corresponder a factores de riesgo elevados en la vida de la mujer o a la presencia del virus de papiloma humano.

 

 

HIPERTENSIÓN

 

“La hipertensión arterial nocturna se caracteriza por tener una presión arterial superior a 120/75 milímetros de mercurio durante la noche”, alertó el cardiólogo José Ramón Gómez Mancebo. Está altamente relacionada con accidentes cerebrovasculares, daño a órganos blancos como el riñón y aumento del riesgo de accidente cardíaco. Las pacientes que tienen mayor riesgo de presentarla son: hipertensos con resistencia al tratamiento, enfermos renales crónicos o en fases avanzadas de enfermedad renal, así como personas con tumores en la glándula suprarrenal, síndrome de Cushing, neuropatías, trasplantados, insuficiencia cardíaca, preclampsia y eclampsia.