Salud

A SU SALUD

19 agosto, 2016 | 12:00 am

Yolanda Ramón V.

asusalud1999@gmail.com

 

 

SALUD ESPIRITUAL

El Señor a través de su Palabra nos da pistas para entender el valor de la confianza, señaló el padre Antonio González de la parroquia Nuestra Señora del Buen Consejo. Así, el Salmo 23 nos muestra un hombre desbordante de confianza en Dios. El salmista se sabe con Dios tan seguro como una oveja sustentada con amor por su Pastor. El Salmo 27 nos presenta a Dios como “nuestra luz y nuestra salvación”, insistiendo en poner nuestra confianza en el Señor. El Salmo 125 compara a aquellos que ponen su confianza en el Señor con el monte Sion, en el sentido que están bien cimentados y nada ni nadie los moverá de sus proyectos y metas. En el libro de los Proverbios se nos invita a confiar cordialmente en el Señor. El apóstol San Pablo en la carta a los Filipenses nos asegura que a todo le podemos hacer frente gracias a que Cristo es nuestra confianza y nos fortalece. Comience por leer los salmos 23, 27 y 125, y envíe su experiencia a: padreantoniocontacto@gmail.com

 

 

CÁNCER DE PÁNCREAS

La formación de células malignas o cancerígenas en los tejidos del páncreas, da lugar al crecimiento de un tumor en el órgano; indicó el oncólogo Virgilio Antonio Colón Ortiz. Por la ubicación del órgano: detrás del peritoneo entre el estómago y la columna vertebral, la detección es tardía. El páncreas es una glándula de –aproximadamente– 15 centímetros de largo con forma de pera delgada. Dependiendo el estadio de la enfermedad, puede clasificarse como: carcinoma localizado, localmente avanzado, resecables o irresecables desde el punto de vista quirúrgico, y avanzado o metastásico.

 

 

DISPEPSIA

La dispepsia es un conjunto de síntomas que se considera tiene su origen en la región gastroduodenal, en la zona superior del abdomen. Algunas de esas manifestaciones son: dolor en la boca del estómago, acidez (ardor en la boca del estómago), eructos, náuseas, vómitos, hipo, llenura después de comer y saciedad temprana, explicó el gastroenterólogo César Louis, profesor de la UCV. Estos síntomas pueden ser continuos o intermitentes y estar relacionados o no con la acción de comer. A cualquier persona le puede dar dispepsia, sea niño o adulto, esté sana o presente alguna otra afección de salud.