Entrevista

“A Maduro lo vamos a derrotar”

2 febrero, 2018 | 12:00 am

Omar Barboza, presidente de la Asamblea Nacional, explica cómo

 

“La oposición exige condiciones básicas para acuerdo con el gobierno”

 

“Los militares no deben intervenir, tiene que ser un proceso civil”

 

“A este CNE hay que sacarlo”, advierte el presidente de Un Nuevo Tiempo

 

 

Ángel Oviedo N.

 

 

Omar Barboza, presidente de Un Nuevo Tiempo y de la Asamblea Nacional, predice un nuevo tiempo para Venezuela y jura que derrotarán a Maduro en las próximas elecciones.

 

Esta fue la entrevista con Carlos Croes.

 

¿Cómo está ese Nuevo Tiempo?

 

-Allá está, esperando Un Nuevo Tiempo para Venezuela.

 

¿Y tú crees que llegue?

 

-Claro que va a llegar.

 

¿Cuándo?

 

-Lo más pronto posible. Estamos reconstruyendo la unidad democrática para que el cambio político sea posible y reconstruir el país, que es lo que está planteado, además de reconciliarlo.

 

Como diría aquel refrán, ¿cuántos cañones tiene el Vaticano?

 

-Bueno, tenemos el apoyo de la gran mayoría del pueblo de Venezuela, que quiere un cambio.

 

¿Cómo sabes eso?

 

-Se ve en la calle, se ve en las encuestas, hace falta que estemos unidos para que una sola candidatura, unitaria, pueda enfrentar las esperanzas de cambio que tiene el pueblo.

 

¿La MUD como tal, la oposición concentrada allí, está dispuesta a participar en las próximas elecciones presidenciales?

 

-Están en este momento haciendo ese análisis en función de ver si hay garantías electorales para una elección transparente y libre, que haya una observación internacional que la verifique, y también exigiendo el tiempo necesario para organizar ese proceso. Nosotros somos demócratas y estamos de acuerdo en que quien debe resolver una crisis del tamaño que tiene Venezuela, es el pueblo por su voto. Pero no es un simulacro electoral, son unas elecciones de verdad, donde se respete la voluntad popular y con seguridad, que si se respeta como se debe respetar, aquí va a haber un cambio profundo no solamente de gobierno, sino de modelo de gobierno.

 

Ahora, ¿cuáles serían las condiciones básicas si ustedes definen al gobierno para participar en ese proceso convocado por el Presidente de la República?

 

-En primer lugar, que sea un proceso civil, un proceso donde todos los derechos de los electores se respete; donde la compra de venta pública en las colas, apoyados a veces por algunos sectores de las Fuerzas Armadas no se produzca; donde no haya el ventajismo comunicacional que hay en estos momentos, donde el gobierno tiene acaparados los medios de comunicación, cadenas todos los días, a toda hora. En fin, que exista la posibilidad de que ambas partes transmitan sus mensajes y de que haya libertad plena para que los electores, sin presiones de ningún tipo, escojan libremente el destino que quieren para Venezuela. De tal manera que allí hay un grupo asesor de la oposición, encabezado por el rector Vicente Díaz, quien es un experto en materia electoral, que está trabajando en ese tema y ha definido cuáles son esas garantías para evitar que se altere la voluntad del pueblo.

 

¿Cómo tú convences a ese sector de que sí hay que participar, si entonces critican al CNE?

 

-Nosotros compartimos las críticas que se le hacen al CNE y entre las cosas que estamos planteando es cambiar el CNE actual por un CNE equilibrado.

 

¿Antes o después de las elecciones?

 

-Aparte de la composición del CNE, el tema de las garantías es fundamental. Nosotros, por ejemplo, en diciembre del 2015 fuimos a unas elecciones con ese CNE y ganamos las dos terceras partes de la Asamblea Nacional. Pero de allí para acá, el ventajismo oficial se ha profundizado de tal manera que si se repite lo que se ha repetido en los últimos procesos, no podríamos hablar de unas elecciones transparentes y libres. Eso es lo que tenemos que corregir, aparte de seguir exigiendo un CNE equilibrado. Lo que no podemos es renunciar a la posibilidad de un cambio político por la vía democrática, si es que hay condiciones para que eso se produzca.

 

¿Quién determina si hay condiciones o no?

 

-Mira, hay un estándar internacional en el mundo democrático que determina cuáles son las condiciones, y la transparencia respecto al elector: no a la intervención militar, no a la compra de voto público, no a las presiones, no a las amenazas, no al estar deteniendo a los dirigentes por cualquier cosa que digan, no copar los medios de comunicación y que haya un desbalance en las posibilidades de transmitir el mensaje, como los hay en estos momentos. Bueno, para eso son los expertos, para eso es la observación internacional.

 

Ahora, Omar, ¿en la MUD hay consenso para ir a las elecciones, cualesquiera sean los resultados de la reunión de Santo Domingo?

 

-Hasta yo me informé, antes de venir a este programa: el consenso que hay en la MUD es definir primero la garantía y el tiempo, para luego definir la participación o no. No hay una decisión hasta este momento, nosotros siempre fuimos proclives a buscar la salida electoral, pero no cualquier salida. Repito, no un simulacro, sino unas elecciones transparentes de verdad. Y eso es lo que está determinando la MUD, previamente a la toma de la decisión de la participación.

 

-En el caso, por ejemplo, del papel de dirigentes como Leopoldo López, Aveledo, y otros que no están en la actividad política propiamente dicha, ¿cuál es la propuesta?

 

-En la posición de Leopoldo López, y la de Aveledo, hay muchos factores, como Henri Falcón, como Andrés Velásquez, más lo que representan Julio Borges, Henry Ramos, Un Nuevo Tiempo, Rosales. Todo está coincidiendo mucho en este momento de salir unidos a producir el cambio político, y tengo esperanzas fundadas en las conversaciones que he tenido con todos y las gestiones que ellos mismos están haciendo, de que se va a reconstruir la unidad para que sea posible el cambio político o una sola candidatura que represente las esperanzas del pueblo de Venezuela.

 

¿Cuál es la fecha ideal para ustedes?

 

-Bueno, realmente la fecha ideal para el país sería que las elecciones presidenciales se hicieran en diciembre de este año. No es lógico hacer una elección presidencial en abril, cuando el candidato electo va a tomar posesión el 10 de enero del año que viene. Se podría dar la circunstancia de que hay un Presidente electo, que tenga que congelarse 7 meses mientras está gobernando el Presidente en ejercicio.

 

Yo tenía información de que en Santo Domingo, en esas celebres reuniones, habían acordado que la fecha de las elecciones presidenciales fuera junio. ¿Qué pasó ahí?

 

-Era una fecha que se había buscado como una fecha en término medio, pero no ha habido un acuerdo. La oposición había planteado desde el principio que lo más temprano que se debería hacer sería en el mes de octubre, y había esa discusión y había la posibilidad de un acuerdo, si era que había un acuerdo final en las conversaciones. Pero al tomar el gobierno esta decisión, rompe precisamente uno de los temas: toma unilateralmente una decisión, sea uno de los temas en discusión. Está afectando, pues, su compromiso en la Mesa de Diálogo de acordar la fecha definitiva, si era que había un acuerdo.

 

Fíjate tú que el propio Maduro decía, en una de estas noches que él se lanzaba, pero que también invitaba a que se lanzara Falcón, Henry Ramos y cualquiera de la oposición, para él competir con ellos.

 

-Bueno, en lo que lo vamos a complacer es que vamos a lanzar a alguien que le va a ganar.

 

¿Y ese alguien está entre los tres que nombramos?

 

-Puede estar, esa es la discusión. Estamos en que algunos opinan en favor de las primarias, otros del consenso, aunque es posible que se inicien unas primarias y termine en un consenso. Un buen sector de la Mesa de la Unidad Democrática está promoviendo la posibilidad de un consenso, pero yo no pudiera adelantar un criterio definitivo porque no se ha producido. Este no es un tema propiedad de los partidos políticos, lo que está en juego en Venezuela afecta a toda la sociedad y aquí hay que tomar en cuenta todas las alternativas posibles, tanto de la dirigencia política como de las que no son.

 

Fíjate tú que aquí leo en El Nacional: “Aumenta rechazo de adelanto a las elecciones”. Y a las críticas del Grupo de Lima se sumaron las de Canadá, Alemania, Estados Unidos, la OEA y la Subcomisión de Derechos Humanos. ¿No es una contradicción entre la MUD con los dirigentes de oposición que estén promoviendo esas elecciones y esta gente?

 

-No hay ninguna contradicción, porque nosotros también rechazamos el adelanto de las elecciones. Primero, es una conducta unilateral del gobierno que trata de sacar ventaja de precipitar lo que pudiera convertirse en un simulacro electoral, en vez de unas elecciones libres. Nosotros, por supuesto, no estamos de acuerdo con la forma en que se hizo, creemos que esa Constituyente no tiene legitimidad, ni tiene atribuciones constitucionales para convocar a elecciones.