Economía

A dónde vamos con el ‘petro’

8 diciembre, 2017 | 12:00 am

Gobierno busca métodos de financiamiento a través de la moneda digital

 

Cómo lo van a respaldar

 

Lo que dicen los expertos

 

 

Oswin J. Barrios

@oswinjoses

 

 

Este domingo 3 de diciembre el presidente de la República, Nicolás Maduro, anunció “la creación del ‘petro’, una criptomoneda que permitirá hacer transacciones monetarias para vencer el bloqueo financiero”.

 

El mandatario expresó durante la Feria Internacional de Ciencia y Tecnología “Jacinto Convit”, que la emisión de la criptodivisa “será respalda en reservas de riqueza venezolana: de oro, petróleo, gas y diamantes”.

 

A su vez, el representante por la Asociación Nacional de Criptomonedas (Asonacrip), José Ángel Álvarez, instó al presidente Maduro “a conversar con una de las islas en el Caribe, hagamos de forma brillante el primer paso en el salto tecnológico-financiero, donde realicemos la primera venta de petróleo a través de una criptomoneda”.

 

En términos jurídicos, Rubén Guía, especialista en Derecho Procesal Constitucional, dijo que “constitucionalmente los recursos naturales pertenecen al Estado, lo que representa un problema hoy día para el intercambio, porque ese proceso debería pasar por la vía regular, en otras palabras, que la Asamblea Nacional (AN) apruebe el endeudamiento. Actualmente como está planteado, es una irregularidad más para seguir expoliando las reservas del país”.

 

Guía explicó que una criptomoneda es un activo digital, es decir, una moneda virtual que sirve para intercambiar bienes y servicios a través de un sistema de transacciones electrónicas, sin la necesidad de intermediarios (bancos).

 

Al comparar las criptomonedas con el dinero fiduciario (papel moneda) las ventajas que ofrece son las siguientes: descentralizadas, no están controladas por ningún Estado, banco o institución financiera; anónima, permiten preservar la privacidad al realizar transacciones; pueden utilizarse en cualquier país del mundo por igual; seguras, las monedas sólo les pertenecen a la persona y no pueden ser intervenidas por nadie. Las transacciones se realizan directamente de persona a persona.

 

El bitcoin es una tecnología disruptiva que escapa a los esquemas tradicionales. “El minado no es delito en ninguna parte del mundo, a menos que sea prohibido expresamente. En el caso venezolano, si esa sería la decisión, debería ser emanada de la AN y no de la Asamblea Nacional Constituyente”, advierte el jurista Guía, para quien la idea del “petro” “no es descabellada, sino que tiene algunas implicaciones jurídicas: lo que quieren es evitar pasar por el control político de la AN sobre el endeudamiento; pretenden emitir monedas y endeudar al Estado a través de este sistema”. En relación con las sanciones emitidas por Estados Unidos hacia Venezuela, las que prohíbe negociaciones en deuda nueva y capital, emitidas por el gobierno venezolano y la estatal PDVSA, “la divisa virtual aportaría, hasta cierto punto, un grado de anonimato, sirviéndose para hacer estos negocios”, estimó.

 

Al respecto, Nelson Ford Jaimes, economista con especialidad en gerencia pública, comentó que esta moneda “tiene vialidad en el tema del pago de la deuda externa, pero internamente nosotros tenemos todavía un desorden monetario, sobre todo, en cuanto a la disposición de billetes y monedas dentro de nuestra estructura. Si no corregimos primero nuestra economía local, no se estaría sino cumpliendo con el ámbito internacional”.

 

En ese orden de ideas, Ford señaló que si no se resuelve la situación de desorganización monetaria y la de los alimentos entre el 15 de diciembre y el 15 de enero, “podemos estar frente a una guerra civil no convencional, la cual se da cuando las economías pasan de una hiperinflación a un mecanismo denominado histéresis de la inflación, que en algunos momentos se mezclan los tres tipos de inflación: la demanda, de costos y dentro de esa estructura llegamos a un nivel de locura inflacionaria, como le pasó a Argentina en el año 2001”.

 

Asimismo señaló que se debe sincerar el tipo de cambio y reorientar el enfoque de las finanzas públicas para un mecanismo alterno. “Es una opción válida el tema de la moneda electrónica, pero para podernos oxigenar de divisas hay que hacer cortafuego en el aspecto monetario”.

 

El también ex asesor en el área económica del presidente Chávez durante el período 2006-2012, afirmó que si no se resuelve el panorama interno, el estado de emergencia económica se va a profundizar y que esta “es una inflación propiciada por intereses económicos de ambos sectores, tratando de distorsionar la realidad”.

 

Por otro lado, el director de Datanálisis, José Gil Yepes, dice que el uso de las criptomonedas es un sistema que está por consolidarse. “El concepto de moneda tiene dos elementos fundamentales. En primer lugar, debe tener un respaldo y ese respaldo, generalmente, es la capacidad de producción de un país. En segundo lugar, debe tener un responsable y esos son los bancos centrales. Ahora bien, de las criptomonedas, ¿quién es el responsable? La mayoría de los casos son personas, compañías, organizaciones, empresas que tienen un sistema sofisticado de computación”.

 

Según Yepes, el respaldo de las criptomonedas es la imagen que va a ser demandada por otras personas. “Eso hace que se tengan problemas con los bancos centrales de diversos países, y con los respaldos de las diferentes monedas. Ahora, la pregunta es ¿cómo se va a consolidar? Habrá que verlo con mucha cautela”, advierte.

 

Sospechan lavado de dinero

El gobierno de Reino Unido planea tomar medidas enérgicas contra el bitcoin a medida que crece la preocupación de que las criptomonedas se utilicen para facilitar delitos financieros y lavar dinero.

 

En noviembre, el secretario de Economía del Tesoro, Stephen Barclay, dijo que “el gobierno del Reino Unido está negociando enmiendas a la cuarta directiva contra el blanqueo de dinero que llevará a las plataformas virtuales de cambio y los proveedores de billeteras custodias al lavado de dinero y regulación de financiamiento antiterrorista, a que sean supervisadas por las autoridades nacionales competentes para estas áreas”.

 

Agregó que su gobierno “apoya la intención detrás de estas enmiendas”, y se espera que las negociaciones concluyan en la Unión Europea a fines de 2017 o principios de 2018.