Entrevista

80% de escasez de medicamentos

27 julio, 2018 | 12:00 am

Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica, habla del drama de los pacientes de cáncer.

– ¿Tú qué sabes de la escasez de medicamentos?
– Los medicamentos están bajo el resguardo del farmacéutico en las oficinas de farmacia del hospital ¿Qué está sucediendo? Tenemos directores que como tienen autoridad no los quieren entregar a la farmacia. Nos está sucediendo ahorita un caso en Valera, que ya se lo habíamos dicho a la opinión pública de alguna manera. Ahí está, corrupción, parece que el director está siendo perseguido porque había venta de medicamentos por fuera. ¿Y por qué? Porque sacan los medicamentos de la farmacia.

– Explícalo.
– Por lo bajito, un antibiótico, 70 millones de bolívares. Eso vale un Meropenem, que se quedaron en la Dirección.

– ¿Y para qué es eso?
– Un antibiótico de alto espectro.

– Para salvarle la vida a alguien.
– Para salvarle la vida a alguien. Cuando tú estás en un hospital y te ponen un Meropenem, es porque tienes una infección fuerte. Ah bueno, pero es entonces cuando el director asume la posición que no es el deber ser. El director debe ser un director respetuoso con los medicamentos en las farmacias para así garantizar el resguardo de la medicina.

– ¿Y qué pasa cuando es el farmacéutico quien esconde las medicinas?
– Yo no creo que el farmacéutico en un hospital esconda las medicinas. Te voy a decir algo. El farmacéutico más bien está en el hospital y sale afuera a buscar los medicamentos, busca la manera de dar el servicio.

– ¿Han muerto muchas personas por falta de medicamentos?
– Muchísimas personas han muerto. Han aumentado los accidentes cerebrovasculares, también las histerectomías porque tú vas a una maternidad, tienes una infección y cuando te la van a tratar te dicen, “este es su medicamento que usted necesita”. Cuando sale el paciente a buscarlo, o no lo consigue o no lo puede pagar, entonces vuelve el paciente al hospital con una infección generalizada y le realizan una histerectomía. Igual sucede con los medicamentos que se necesitan para la hipertensión arterial. De repente el paciente va a comprar el medicamento, no lo puede pagar, entonces le dicen “tómese esta matica, tómese esto o haga esto, o el ajo”, y resulta que le da un accidente cerebrovascular porque lamentablemente no está medicado.

– ¿Y el ajo no es bueno para todo?
– Es bueno para todo, pero si tú tienes una patología de hipertensión complicada necesitas tu medicamento.

– Ahora, ¿Cuál sería la solución a esto?
– Si vamos a hablar de la industria, lo primero que se tiene que hacer es establecer una liquidación de divisas especiales para el sector farmacéutico, pero lo principal es bajar el precio del medicamento, segundo, vas a garantizar abastecimiento, porque ¿De qué nos vale que estén llegando ciertos medicamentos si el paciente no puede acceder a ellos porque no hay acceso, porque no lo puede pagar? El Estado tiene que garantizarle a esa persona, que no gana lo suficiente, poder pagar ese medicamento que necesita.

– En este momento ¿Cuál es el porcentaje de escasez de medicamentos?
– Estamos entre un 80 y un 85%, pero en los hospitales públicos la situación es crítica. A los pacientes de cáncer de nada te vale que tenga uno, ahí trabajamos con cocteles y a lo mejor necesita tres medicamentos y tienes uno solo. Bueno, con decirte que los facultativos me han dicho a mí, “mira Freddy, el que tenga cáncer aquí en este país, se tiene que ir o tiene que buscar los medicamentos en otro lado, porque se va a morir”.

Esa es una realidad que estamos viviendo los venezolanos. Los pacientes de Parkinson, no tienen medicamentos. Fíjate tú, es tan grave la situación, que no consigues una Enterogermina, un Proflor, un Liolactil para un niño que tenga una diarrea, no lo consigues en las farmacias. Los antibióticos, una Sultamicilina, una Ciprofloxacina, es grave la situación para conseguirlos. Y son cosas tan elementales, un Fulgram, una Amoxicilina, Conacio Clabulanico para un niño que tiene una infección respiratoria no lo consigues. Entonces, esas son situaciones que pareciera que no están sucediendo en el país. Y eso te trae como consecuencia la muerte, porque esa es la realidad. Nosotros tenemos gran cantidad….

Te voy a dar un caso, esto es emblemático, se me acerca un muchacho en el Hospital Universitario, me dice “¿Cómo es posible que están esperando que muera alguien para extraerle el marcapasos para salvarle la vida a mi mamá?”. Que no haya un marcapasos en un hospital, ponte que se pueda de alguna manera recuperarse, tú tienes que tener estos marcapasos. Se transfunde sangre y no sabemos si le están haciendo la serología, porque no hay reactivos. A ti te pueden pegar una Hepatitis, un VIH, SIDA, con una sangre que no tenga una serología, de hecho, tenemos todavía Hepatitis en el Hospital de Niños. Fíjate otro caso. El problema que tenemos con los enfermeros, con todo el sector salud que está unido ante la situación que estamos viviendo. Y lo llaman paro. Eso no es un paro. Eso es hambre, eso es desesperación. Lamentablemente, las personas que trabajan en los hospitales y los profesionales, los obreros y los trabajadores, ni siquiera les dan para trasladarse de su casa a su sitio de trabajo.

– Ganan muy poco, dicen.
– Ganan menos de 10 huevos las personas ahorita en los hospitales. O sea, imagínate tú una quincena de 600 mil bolívares. ¿Qué haces tú con 600 mil bolívares? Evidentemente todos estos trabajadores están unidos en la búsqueda de una respuesta por parte del Estado venezolano. Si el presidente de la República nombra al Dr. José María Vargas, ministro de Salud, y no le da recursos, y no le da poder de decisión, no se soluciona ningún problema así pongas la persona más eminente en el ministerio de Salud.

– Vamos a hacer casos puntuales. Hay una medicina que la gente busca mucho aquí para la Hipertensión, como Losartán, por ejemplo. ¿Existe en el mercado Losartán?
– Ahorita había Losartán de 100 miligramos. No había el de 50 miligramos y hay el que es combinación con diurético. Pero eso hace poquito. Te estoy hablando de una semana atrás, porque hace una semana no se conseguía Losartán por ningún lado.

– ¿A qué precio llega Losartán aquí?
– El que llegó ahorita está más o menos en 3 millones 38 mil bolívares.

– ¿La medicina para diabéticos, por ejemplo, Glucophage, Metformina?
– Bien difícil la situación que hay con la insulina. De hecho, se dijo que había llegado a los distritos sanitarios, inmediatamente nos activamos tratando de ayudar a todos los pacientes diabéticos y resulta que era mentira, una mala información. Y la Metformina la consigues combinada, pero la Metformina como tal sola, cuesta muchísimo conseguirla.

– ¿Muy costosa?
– La Metformina no estaba llegando tan costosa, al menos estaba por un precio por debajo del millón de bolívares.

– ¿Y ya no existe?
– No, sí, puede que llegue, pero cuesta bastante que llegue.