Quinto Día Online
20 de Enero del 2017

Salud

2017 con cambios saludables

2017 con cambios saludables

Un plan balanceado de alimentación, combinado con una rutina de ejercicio puede complementar la pérdida de peso

 

 

María Castaños

Mariivi_casta19@hotmail.com

@mariivi__18

 

 

Entre hallacas, pan de jamón, ensalada de gallina, tortas y pernil finalizó la temporada navideña, época del año donde las personas tienen a cometer más excesos al comer e ingerir bebidas alcohólicas que en otros meses del año. Estudios demuestran las personas pueden aumentar unos 4 kilos solo en diciembre, pero si para este 2017 uno de tus propósitos es cambiar los hábitos alimenticios, dejando a un lado el consumo de comidas con altos niveles de calorías, bebidas alcohólicas y romper con la rutina cotidiana, realizar un plan balanceado de alimentación, combinado con algunos minutos de ejercicio, puede ser ideal para complementar la pérdida de peso, así como un mejor funcionamiento del sistema digestivo, entre otros beneficios.

 

¿Qué alimentos se deben incluir en el plan de alimentación?

 

-Legumbres y frutos secos: Los frutos secos son alimentos con alto contenido en grasas, por lo que su consumo debe ser moderado. Estos son considerados una fuente cardiosaludable, acompañada de fibra, proteínas, minerales y vitaminas, esenciales para nuestro bienestar. Las legumbres son ideales dado su perfil nutricional: casi nada de grasas, cero colesteroles, buen aporte de fibra, hidratos de carbono de asimilación lenta y de proteínas vegetales.

 

-Frutas y verduras: Son el componente fundamental para cada comida, importante por su aporte de agua y fibra, así como vitaminas y minerales. Estas constituyen la base de alimentación del ser humano.

 

-Hidratos de carbono: Este grupo de alimentos incluye principalmente los cereales, así como el pan, la pasta, el arroz, las masas, etc.

 

-Omega 3: Este se puede obtener a través del consumo de pescado, nueces o lino. Contiene nutrientes esenciales para el bienestar del sistema neurológico, cardiovascular y ocular.

 

-Proteínas: Es recomendable ingerir las que son bajas en grasas -como el pescado- y carnes blancas, como el pollo o el pavo.

 

-Líquidos: El agua contiene la dosis ideal de oxígeno para el cuerpo humano. Además, con una adecuada hidratación ayudas a mejorar el funcionamiento del cerebro.

 

¿Qué se debe evitar?

Existen alimentos que debes evitar consumir si estás pensando en comenzar el año perdiendo peso y sumándole algunos puntos a la salud, principalmente aquellos que solo aportan calorías vacías para la dieta, tales como:

 

-Comida rápida: Estas comidas suelen ser preparadas y modificadas genéticamente con productos químicos, además de contener muchas grasas, hidratos de carbono y azúcares. Por ejemplo, el consumo de una sola hamburguesa aporta 500 kcal y 26 gramos de grasas al cuerpo humano.

 

-Refrescos: Estudios revelaron que el consumo de refrescos y zumos azucarados deterioran el estado de la salud y agudizan el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y algunos tipos de cáncer.

 

-Harina refinada: Cuando la harina pasa por el proceso de refinamiento, pierde todas las propiedades beneficiosas que tiene el maíz y el trigo, como el calcio, el fósforo, las vitaminas y el hierro. El consumo en exceso de este producto puede provocar diabetes, enfermedad celíaca y obesidad, entre otras.

 

-Chocolate blanco: Este incluye muchos más azúcares, grasas y leche que el chocolate normal, que es más sano y recomendable.

 

-Productos light: Estos productos suelen tener más calorías y edulcorantes artificiales que otros productos y están directamente relacionados con el aumento de peso y la diabetes.

 

-Bebidas energéticas: Estas contienen un alto contenido de cafeína o teína, productos que pueden provocar ansiedad y agotamiento a corto plazo.

 

-Alcohol: El mismo es hipercalórico, además deshidrata, afecta al hígado y aumenta la oxidación de las células.

 

Activa tu cuerpo

Llevar una vida sedentaria, según la Organización Mundial de la Salud, es el cuarto factor de muerte en todo el mundo. Cambiar esta rutina significa dejar a un lado las costumbres habituales y realizar actividades que agilicen más el cuerpo humano. Pasear a tu mascota, salir a caminar, subir una montaña, o el solo hecho de bailar son algunos de las actividades que puedes realizar sin necesidad de asistir a un gimnasio y que serán beneficiosos para mejorar el estado físico del cuerpo. Se recomienda realizarlos por lo menos 30 minutos al día.