Quinto Día Online
24 de Septiembre del 2017

Opinión

#16Julio

#16Julio

Luis Eduardo Martínez Hidalgo

@luisemartinezh

 

 

El pasado 5 de julio, a pesar de la violencia desatada por hordas oficialistas contra diputados y trabajadores de la Asamblea Nacional, el Poder Legislativo aprobó por unanimidad la realización de consulta popular que soporte el rescate de la institucionalidad y la restauración de la democracia plena en Venezuela.

 

Para quienes preguntan, en las muchas asambleas y encuentros vecinales a las cuales en estos días asisto, acerca de la legalidad de la consulta, respondo que se ha resuelto de conformidad con los artículos 5, 62, 70 y 187, numeral 4 de la Constitución vigente.

 

La consulta popular, denominada impropiamente por algunos plebiscito, se hará el próximo domingo 16 de julio, en no menos de 1.933 centros, ubicados en cabezas de municipios y parroquias, con un número de mesas que variará, pero siempre suficiente para los muchos que se acercarán a expresar su opinión. Se estima que a las 8 de la mañana ya estará todo listo para atender a los concurrentes, extendiéndose la jornada hasta las 4 de la tarde o mientras haya personas haciendo cola.

 

Pueden participar en la consulta los venezolanos mayores de 18 años de edad, inscritos o no en el Registro Electoral Permanente, residentes o no en la localidad donde se encuentre el centro de elección. El único documento a presentar es la cédula de identidad laminada, vigente o no.

 

Se consulta sobre lo siguiente:

  1. ¿Rechaza y desconoce la realización de una constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo de Venezuela?
  2. ¿Demanda a la Fuerza Armada Nacional y a todo funcionario público obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional?
  3. ¿Aprueba que se proceda a la renovación de los poderes públicos de acuerdo a lo establecido en la Constitución y a la realización de elecciones libres y transparentes, así como a la conformación de un gobierno de unión nacional para restituir el orden constitucional?

 

Las respuestas de todo aquel que quiera un mejor mañana para sí y los suyos, son tres veces “Sí”.

 

Sí rechazamos y desconocemos la realización de una constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo de Venezuela.

 

Sí demandamos a la Fuerza Armada Nacional y a todo funcionario público obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional.

 

Sí aprobamos que se proceda a la renovación de los poderes públicos, de acuerdo a lo establecido en la Constitución y a la realización de elecciones libres y transparentes, así como a la conformación de un gobierno de unión nacional para restituir el orden constitucional.

 

Nada más importante que la consulta popular del 16 de julio que permitirá de manera constitucional, democrática, electoral y pacífica, viabilizar el cambio urgente que la gran mayoría de los venezolanos demanda y designación pronta de un nuevo gobierno que atienda y resuelva la dramática crisis que padece el pueblo todo.

 

El próximo domingo debemos ser millones para que pronto, muy pronto, Venezuela sea otra.