Cartas del Lector

10 razones para no participar en las elecciones presidenciales de Venezuela anunciadas por la ANC

11 mayo, 2018 | 12:00 am

El inesperado anuncio de la ANC, de ordenar elecciones presidenciales en Venezuela, para el mes de abril de 2018, puede ser interpretado de varias maneras y formas. He intentado buscarle el lado positivo infructuosamente. Por el contrario, los lados negativos son numerosos y contundentes.

Al escribir este artículo, lo hago con la intensión de aclararle y explicarle a los venezolanos y extranjeros desinformados, (a los bien informados, les agradezco su opinión y comentarios) la inconveniencia de participar en tales elecciones, por no cumplir con las normas esenciales de honestidad, legales, constitucionales, políticas, ni morales. Simplemente, tal convocatoria, tiene objetivos perversos e inaceptables tal como lo describo a continuación:

1) La convocatoria la realiza la Asamblea Nacional Constituyente, compuesta ilegalmente tal como lo han demostrado, por diversos abogados y constituyentitas demócratas y preparados en la materia, razón por la cual no puede recomendar ni hacer tal convocatoria por ilegal. Tal ANC, ha sido rechazada por la constitución vigente de Venezuela, por las naciones democráticas de Europa y de América, en su gran mayoría. Por lo tanto, la ANC, no tiene esas atribuciones, por ser ilegal.

2) Una de las condiciones que solicita el gobierno para avanzar en el diálogo, es precisamente que la oposición reconozca a la ANC como legítima, lo cual no ha sido aceptado por la MUD, y según las informaciones existentes, se entiende, que tampoco será un hecho. Es decir, esa convocatoria es ilegal y no procedente, según nuestras leyes.

3) El gobierno está soportado por un partido político de ideología marxista leninista, el cual aúpa y/o respalda, la conversión política de Venezuela como nación al marxismo leninismo. El ex presidente y difunto Hugo Chávez, intento hacerlo por la vía del referéndum, y fracasó, perdió tal convocatoria, en consulta del 2007.

4) Un gobierno que ha destruido a Venezuela al nivel que lo ha hecho el régimen actual, apoyado por el PSUV, antes conocido como el MRV, no tiene derecho legal ni moral, a competir, para seguir gobernando a Venezuela, puesto que hacerlo sería para el venezolano, hacerse el “hara-kiri japonés” (cometer suicidio político), lo cual no creo que sea la intensión del pueblo venezolano.

5) Según las leyes venezolanas y reglas de juego político existentes, de acuerdo con el CNE, el mandato del presidente Nicolás Maduro, termina a finales de año, razón por lo que las elecciones deben realizarse legalmente, un poco antes, o después de su mandato.

6) La fecha real de las elecciones presidenciales, estaba siendo discutida por el gobierno y la oposición, en el llamado diálogo, por el interés de solventar cuanto antes, los problemas que aquejan a la nación. Que se sepa, estas negociaciones no se han concluido, e incluso, es de dudar que esto suceda.

7) Nicolás Maduro, quién sería el supuesto candidato por el PSUV para estas elecciones convocadas, fue casi revocado de la presidencia por inepto en 2017, por: opresor de la ciudadanía, por cometer delitos de lesa humanidad y por negligencia en la conducción del país, etc. Esa convocatoria al revocatorio de Maduro fue saboteada ilícitamente por el Poder Judicial, quién la calificó de improcedente, mediante una artimaña jurídica invalida. Es decir, Nicolás Maduro, no debería ser presidente de Venezuela hoy día.

8) El CNE, es un organismo enfermo y viciado por doquier, que requiere de una reorganización y cambio de varios de sus directores. No ha sido revisado, ni mejorado, ni organizado como para que se le dé la responsabilidad de la conducción de tales elecciones presidenciales, claves para el futuro inmediato de Venezuela.

9) Ningún país libre y democrático avala tales elecciones. La OEA y la Unión Europea las condenan por ilícitas. El grupo de Perú, las 18 naciones latinoamericanas, también las condena, incluyendo a los EE UU.

10) Por razones morales, de principios, lógicas, y legales; tales elecciones deben ser rechazadas por la MUD, por todos los grupos de la resistencia opositora al régimen, y por el pueblo en general sin excepción alguna. La respuesta de no participación, en tales elecciones al régimen, debe ser contundente y firme, como para que no existan dudas de que los venezolanos demócratas, seguiremos en la resistencia, ahora, con más bríos, entereza y determinación que antes.

Guillermo A. Zurga
gzurga74@gmail.com